Ofertas del banco a autónomos

Ofertas del banco a autónomos

Tiempo de lectura: 5 minutos

creditos-para-autonomos

2015-10-26, Marian López


Más de tres millones de españoles, están dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Las entidades financieras no son ajenas a estos datos, y se lanzan a la captura del colectivo. En nuestro post estudiaremos las ofertas del banco a autónomos.

En primer lugar, vamos a tratar de analizar si existe un perfil de autónomo. Teniendo en cuenta las estadísticas, casi el 70% de los autónomos son personas mayores de 40 años y de éstos, el 65,5% pertenecen al género masculino.

Por tanto hablaríamos de un hombre mayor de 40 años, sin trabajadores y que cotiza por la base mínima. Es un perfil que claramente requiere unos productos financieros específicos.

La pregunta sigue siendo la misma, ¿ofrecen los bancos productos específicos para los autónomos?.

Lo ideal sería que los bancos pudiesen cubrir tanto las necesidades de financiación como las de ahorro. Las entidades financieras, viendo que este colectivo puede incrementar considerablemente su base de clientes, se han “puesto las pilas” y ya son varias las que cuentan con productos diseñados para este colectivo.

Productos que ofrece el banco a los autónomos:

1.- Cuenta corriente. Es la primera vía de comunicación cliente-banco. Para el autónomo es importante que estas cuentas no tengan gastos (cero comisiones), que además estén remuneradas o que en su defecto, cuenten con algunas ventajas como devolución de un porcentaje de los recibos domiciliados o de algunos impuestos como el IVA o el IRPF.

La “oferta estrella” del banco a los autónomos en este aspecto es la cuenta nómina en la que se equiparan los ingresos regulares del autónomo a los de un salario por cuenta ajena.

Por ejemplo, recientemente Bankinter ha sacado al mercado su “Cuenta No-Nómina“. Se trata de una cuenta remunerada al 5% TAE el primer año y el 2% TAE el segundo, con liquidación de intereses semestral.

El importe máximo a remunerar es 5.000 euros y el cliente además debe cumplir una serie de requisitos para acceder a estas ventajas (ingresos mínimos de 1.000 euros, recibos domiciliados, gasto mínimo con la tarjeta de crédito, etc).

Además de estar remunerada o contar con la devolución de un porcentaje de los recibos domiciliados, insisto en la necesidad de que la cuenta esté libre de comisiones para las operaciones básicas (administración y mantenimiento o transferencias gratis).

La Cuenta Expansión de Banco Sabadell es otro ejemplo, con tarjetas gratis, sin comisión de mantenimiento, devolución del 3% de los recibos domiciliados y banca a distancia gratuita. Para ello habrá que cumplir con los requisitos que pide la entidad.

2.- Tarjetas de crédito. Es otro de los productos que puede ofrecer el banco a los autónomos.

El uso de tarjetas de crédito y débito es útil a corto plazo. Son muchas la entidades que ofrecen una serie de ventajas en este tipo de tarjetas como descuentos en las gasolineras, en viajes, restaurantes.

La Caixa cuenta con una serie de tarjetas para empresas, autónomos y colectivos. La Tarjeta de Negocios de BBVA también está pensada para autónomos y profesionales liberales incorporando entre otras ventajas, seguro de accidentes y asistencia en viajes o asesoramiento jurídico.

3.- Préstamos para la adquisición de equipos informáticos o maquinaria. Antes que montar tu propio despacho, es fundamental hoy en día tener un ordenador con el que comunicarte, darte a conocer.

Por tanto, otro producto que puede ofrecer el banco a los autónomos es un préstamo competitivo. Prestar al autónomo inicialmente un dinero que éste devuelva en un plazo determinado, con unas condiciones ventajosas.

4.- Pólizas de crédito. Estas pólizas deberían ofrecerse a un tipo de interés no muy elevado, con pocas comisiones y renovaciones previsibles.

Una póliza de crédito no es más que un préstamo con vencimiento a tiempo determinado, las diferencias con un préstamo personal “normal” es que en este tipo de pólizas el cliente puede disponer del dinero de manera aleatoria en función de sus necesidades.

No olvidemos que es importante el hecho de que exista la posibilidad de renovación.

5.- Préstamos hipotecarios. Entre los productos que puede ofrecer el banco a los autónomos también se encuentran los préstamos hipotecarios.

Para un autónomo, contar con su propia oficina, o con su nave industrial, es otra cuestión fundamental. Disponer de un lugar donde reunirse con sus clientes, o una nave que le permita el uso de su maquinaria y espacio de almacenaje, son otros factores determinantes en el desarrollo de su negocio.

El autónomo debería encontrar en el banco a su mejor socio en el que poder centralizar todo su negocio.

6.- Leasing. Es una opción tanto para el alquiler de vehículos como para el de ordenadores, con la posibilidad de quedártelos en caso de que te dieran un buen rendimiento.

BBVA, La Caixa o Banco Santander son sólo algunas de las entidades que disponen de este servicio para autónomos.

7.- Renting. Es el alquiler a medio y largo plazo de determinados bienes que nos ayudan a llevar a cabo nuestra actividad, sin que tengamos intención de quedárnoslos en propiedad más adelante.

Por ejemplo, en Banco Sabadell ofrecen distintos tipos de renting según la necesidad de la empresa o el profesional. Así cuentan con el InfoRenting para el alquiler de equipos informáticos, AutoRenting para el de vehículos o EquipRenting para alquiler de maquinaria agrícola.

8.- Banca on line gratuita. Otro producto que puede ofrecer el banco a los autónomos es una banca on line sin comisiones con la que operar de manera ágil.

Un aspecto muy importante del que no debemos olvidarnos es cómo rentabilizar nuestros ahorros. Para ello son fundamentales dos coordenadas: el plazo y la finalidad.

Los bancos suelen rentabilizar las puntas de tesorería con cuentas remuneradas o depósitos a corto plazo. Aunque actualmente, con los tipos en mínimos, la rentabilidad que puedan ofrecer sea bastante escasa.

A más largo plazo y teniendo en cuenta la delicada situación por la que atraviesan la mayoría de autónomos a la hora de jubilarse, lo ideal sería poder trabajar con bancos que ofreciesen una atractiva oferta tanto de planes de pensiones como de fondos.

En definitiva, los productos que puede ofrecer el banco a los autónomos son diversos, pero a las entidades financieras aún les queda un largo camino: entender en profundidad el negocio de dichos autónomos y saber solventar sus problemas en lugar de incrementarlos.

Muchas veces la cantidad de condiciones requeridas por los bancos es tal que tristemente se acaba desistiendo, algo que no debería suceder.

Esperamos que estas breves pinceladas os sirvan como orientación sobre lo que tenéis a vuestra disposición a través de entidades financieras.

Existe una nueva corriente de financiación alternativa a los bancos, pero ese ya será el contenido de un próximo post.

Si estáis interesados en obtener más información, no dudéis en contactar con nosotros a través de nuestra página web www.garciaslopezasesores.es Estaremos encantados de poder ayudaros a resolver vuestras dudas.

Os esperamos la semana que viene. Hasta entonces, por favor, sed felices.