Ahorrar en rebajas es posible

Ahorrar en rebajas es posible

Tiempo de lectura: 3 minutos

rebajas verano 2016

2016-07-04, Marian López


¿Es posible ahorrar en rebajas?. Ambos conceptos parecen compatibles, pero no nos engañemos. Gastar “con cabeza” no siempre es fácil.

El pasado 1 de julio comenzaron las rebajas de verano. En cuanto asoman los primeros carteles en las tiendas anunciando descuentos del 50%, somos muchos los que nos dejamos llevar por la emoción de comprar más barato.

Ojo con las rebajas. Son un arma de doble filo: los hay que se entregan a ellas sin medida, y quienes buscan sacar partido de las mismas ahorrándose un dinero.

Quienes se entregan por completo a las rebajas comprando todo lo que encuentran a su paso por el simple hecho de que esté barato, terminan pagando caro su desenfreno.

Este post va dirigido a todos aquellos que estáis decididos a aprovechar las rebajas para ahorrar. Os daremos unos consejos a tener en cuenta para comprar de forma inteligente (aunque os parezcan obvios, muchos los ignoran).

1.- Haz una lista de lo que necesitas. En rebajas no es necesario “comprar por comprar“. Nadie te va a mirar con cara extraña por el simple hecho de que no hayas gastado ni un euro.

Revisemos nuestras necesidades, incluso podemos incluir algún capricho (por qué no) y hagamos una lista cerrada de lo que queremos satisfacer. Nada que no aparezca en esa lista, debe comprarse.

2.- Fija un presupuesto máximo. Ese tope que nos fijemos, no debe ser rebasado. Si vamos a las rebajas y gastamos más de lo que habíamos presupuestado, habremos comprado barato, pero también habremos gastado más dinero del previsto.

3.- Ahorra previamente. Si eres de los que te gusta aprovechar las rebajas, cuando planifiques tu economía doméstica del año, debes pensar en destinar una parte de tu dinero a las rebajas. Así cuando lleguen, ya tendrás un importe ahorrado para ir de compras.

4.- Compara precios. Los centros comerciales son un buen campo de entrenamiento para ello. Te permiten dar un paseo por sus múltiples tiendas y comparar precios antes de decidirte por una.

A veces las diferencias de precio entre tiendas en un mismo producto, pueden ser considerables.

5.- Selecciona las tiendas a las que quieres ir. Una vez que hayas comparado precios, ya estarás en disposición de elaborar un listado de las tiendas a las que irás de rebajas. Así te ahorrarás dar vueltas interminables de un local a otro.

6.- Deja las tarjetas en casa. Siempre que te sea posible, en rebajas, paga al contado. Así evitarás la tentación de gastar más de lo que tenías previsto.

Salir de casa con una cantidad determinada de dinero, y contar lo que tenemos o lo que nos queda en la cartera, es una buena manera de tomar conciencia de lo que realmente gastamos.

7.- No hay que dejarse llevar por las supuestas “gangas“. A veces esas ofertas de dos por uno, no dejan de ser un tanto “engañosas”. Por ello es importante en rebajas cerciorarse de que se trata de una oferta real.

Todas las prendas o artículos rebajados, deben llevar una etiqueta que lo indique expresamente. Suele suceder que en las tiendas nos encontremos mezclados productos rebajados con otros de nueva temporada. Cuidado con esto.

8.- Guarda los tickets de compra durante un tiempo. Resulta útil por si surge algún problema. Los productos comprados nuevos, tienen una garantía de dos años por problemas de fabricación.

9.- Ahorra tiempo con las compras on line. La mayoría de tiendas on line, también se suman a las rebajas y descuentos. Resulta fácil y cómodo comprar desde tu Tablet o tu ordenador.

10.- Se paciente. Los primeros días de rebajas, todo son avalanchas humanas para alzarse con el “chollo” del verano. Pero el período de rebajas dura casi dos meses. A veces si esperas al final, es cuando aparecen las verdaderas “gangas” con descuentos de hasta el 70%.

Ya sabéis que la finalidad de nuestros post es que os resulten útiles para vuestro día a día. Una de las cosas que hacemos desde www.garciaslopezasesores.es, consiste en ayudaros a planificar vuestra economía doméstica. Podéis consultarnos sin compromiso.

Esta semana me despediré con una frase del famoso guionista Sidney Carroll: “Una ganga no es una ganga a menos que sea algo que necesites“.

La semana que viene volveremos con un nuevo post. Hasta entonces, sed felices.