presupuesto Tag

Tiempo de lectura: 3 minutos

rebajas verano 2016

2016-07-04, Marian López


¿Es posible ahorrar en rebajas?. Ambos conceptos parecen compatibles, pero no nos engañemos. Gastar “con cabeza” no siempre es fácil.

El pasado 1 de julio comenzaron las rebajas de verano. En cuanto asoman los primeros carteles en las tiendas anunciando descuentos del 50%, somos muchos los que nos dejamos llevar por la emoción de comprar más barato.

Ojo con las rebajas. Son un arma de doble filo: los hay que se entregan a ellas sin medida, y quienes buscan sacar partido de las mismas ahorrándose un dinero.

Quienes se entregan por completo a las rebajas comprando todo lo que encuentran a su paso por el simple hecho de que esté barato, terminan pagando caro su desenfreno.

Este post va dirigido a todos aquellos que estáis decididos a aprovechar las rebajas para ahorrar. Os daremos unos consejos a tener en cuenta para comprar de forma inteligente (aunque os parezcan obvios, muchos los ignoran).

1.- Haz una lista de lo que necesitas. En rebajas no es necesario “comprar por comprar“. Nadie te va a mirar con cara extraña por el simple hecho de que no hayas gastado ni un euro.

Revisemos nuestras necesidades, incluso podemos incluir algún capricho (por qué no) y hagamos una lista cerrada de lo que queremos satisfacer. Nada que no aparezca en esa lista, debe comprarse.

2.- Fija un presupuesto máximo. Ese tope que nos fijemos, no debe ser rebasado. Si vamos a las rebajas y gastamos más de lo que habíamos presupuestado, habremos comprado barato, pero también habremos gastado más dinero del previsto.

3.- Ahorra previamente. Si eres de los que te gusta aprovechar las rebajas, cuando planifiques tu economía doméstica del año, debes pensar en destinar una parte de tu dinero a las rebajas. Así cuando lleguen, ya tendrás un importe ahorrado para ir de compras.

4.- Compara precios. Los centros comerciales son un buen campo de entrenamiento para ello. Te permiten dar un paseo por sus múltiples tiendas y comparar precios antes de decidirte por una.

A veces las diferencias de precio entre tiendas en un mismo producto, pueden ser considerables.

5.- Selecciona las tiendas a las que quieres ir. Una vez que hayas comparado precios, ya estarás en disposición de elaborar un listado de las tiendas a las que irás de rebajas. Así te ahorrarás dar vueltas interminables de un local a otro.

6.- Deja las tarjetas en casa. Siempre que te sea posible, en rebajas, paga al contado. Así evitarás la tentación de gastar más de lo que tenías previsto.

Salir de casa con una cantidad determinada de dinero, y contar lo que tenemos o lo que nos queda en la cartera, es una buena manera de tomar conciencia de lo que realmente gastamos.

7.- No hay que dejarse llevar por las supuestas “gangas“. A veces esas ofertas de dos por uno, no dejan de ser un tanto “engañosas”. Por ello es importante en rebajas cerciorarse de que se trata de una oferta real.

Todas las prendas o artículos rebajados, deben llevar una etiqueta que lo indique expresamente. Suele suceder que en las tiendas nos encontremos mezclados productos rebajados con otros de nueva temporada. Cuidado con esto.

8.- Guarda los tickets de compra durante un tiempo. Resulta útil por si surge algún problema. Los productos comprados nuevos, tienen una garantía de dos años por problemas de fabricación.

9.- Ahorra tiempo con las compras on line. La mayoría de tiendas on line, también se suman a las rebajas y descuentos. Resulta fácil y cómodo comprar desde tu Tablet o tu ordenador.

10.- Se paciente. Los primeros días de rebajas, todo son avalanchas humanas para alzarse con el “chollo” del verano. Pero el período de rebajas dura casi dos meses. A veces si esperas al final, es cuando aparecen las verdaderas “gangas” con descuentos de hasta el 70%.

Ya sabéis que la finalidad de nuestros post es que os resulten útiles para vuestro día a día. Una de las cosas que hacemos desde www.garciaslopezasesores.es, consiste en ayudaros a planificar vuestra economía doméstica. Podéis consultarnos sin compromiso.

Esta semana me despediré con una frase del famoso guionista Sidney Carroll: “Una ganga no es una ganga a menos que sea algo que necesites“.

La semana que viene volveremos con un nuevo post. Hasta entonces, sed felices.

 

 

Tiempo de lectura: 4 minutos

ahorro-navidad

2015-12-07, Marian López


Ahorrar en Navidad es posible. Sólo necesitas seguir estos sencillos consejos para que la famosa “cuesta de enero” nos resulte más llevadera.

Diciembre es uno de los meses del año en el que gastamos más dinero. Papá Noel nos pisa los talones, las calles se llenan de luces que nos encandilan y la tele no para de bombardearnos con miles de anuncios… Sí, es el síntoma inequívoco de que llega la Navidad.

Todo está pensado para que saquemos a pasear el consumismo voraz que llevamos en nuestro interior. A veces se muestra aletargado, pero es en estas fechas cuando reluce en todo su esplendor.

Pero no nos volvamos locos. Si hacemos una correcta planificación, podremos disfrutar de las Fiestas sin quebraderos de cabeza. Pese a que hagamos algún que otro gasto “extraordinario“, se puede y se debe ahorrar en Navidad.

La clave está en la previsión. Con una adecuada planificación, todo nos resultará mucho más sencillo. Si elaboramos ya nuestro plan, podemos evitar que nuestro bolsillo se resienta más de lo necesario.

Basta con que pensemos en todas esas personas que ni siquiera tendrán un techo o algo de alimento que llevarse a la boca, para que se nos quiten las ganas de despilfarrar.

La regla de oro sería: “ahorra con antelación“. Probablemente, estas Navidades ya te habrá “pillado el toro“. Pues bien, no permitas que te suceda lo mismo para las próximas.

Lo ideal sería que cada mes (hasta el año que viene), ahorrases una cantidad. Así te costaría mucho menos llegar a estas fechas con algo de dinero “extra”.

Puedes abrir una cuenta remunerada- aparte de la tuya habitual-, destinada sólo a este ahorro. Con ello conseguirás no sólo tener ese dinero apartado del resto, sino que además, puedes obtener algo de rentabilidad que incremente ese ahorro.

Ya una vez entrados en materia, ahí van unos consejos que os ayudarán a ahorrar en Navidad:

1.- Conoce cuáles son tus posibilidades. Lo primero que debemos hacer es sentarnos y saber con qué dinero contamos para los gastos navideños. Es mejor “perder” diez minutos en reflexionar acerca de ello, que salir a gastar a lo loco y tener que reparar el daño después.

2.- Elabora un presupuesto. En base a ese dinero del que disponemos, deberíamos hacer un presupuesto en el que se incluya todo lo que pensamos que vamos a necesitar en esta Navidad: comida, regalos, loterías, ropa, fiestas, lotería, etc.

Estima cuánto dinero te vas a dejar en cada una de estas cosas y ponte un tope del que no puedes pasarte.

3.- Compra sólo aquello que necesites. Siempre insisto en lo mismo: a la hora de gastar, hazlo “con cabeza“. Y es que en Navidad parecemos poseídos por el espíritu de las compras compulsivas. Trata de evitarlo. No derroches y si realmente no necesitas algo, no lo compres.

4.- Haz una lista. Escribe una lista con las personas a quien quieras regalarle algo y destina una cosa a cada uno en base al nivel de compromiso que tengas. A veces las personas aprecian más algo sencillo que demuestre que te acuerdas de ellas.

5.- Compara precios. No compres en el primer sitio que veas. Es mejor hacer un recorrido por varias tiendas o incluso comprar on line. Existen diferencias notables de precios.

Por estas fechas, hay “promociones especiales” en algunas tiendas: no dudes en aprovecharlas para ahorrarte unos euros.

6.- No esperes a comprar en el último momento. Hace unos días, disfrutamos del “Black Friday“, un buen momento para anticipar algunas compras aprovechando descuentos que iban desde el 20% hasta el 50%.

Esperando al último momento sólo conseguirás pagar más caro por el mismo artículo. Por ejemplo, algunos productos alimenticios pueden llegar a duplicar su precio.

7.- Mantén un registro de tus compras. Ten claro lo que te has gastado, para quién y cuánto te ha costado.

Haz una especie de hoja de contabilidad doméstica que te permita ver claramente lo que te has gastado y el dinero que te queda para poder seguir gastando. De esta forma, te asegurarás mantenerte dentro de los límites que te has marcado.

8.- Ojo con las tarjetas de crédito. Son días de mucho gasto y si no hemos sido previsores, “tiraremos de tarjeta“. Por supuesto lo mejor es comprar en efectivo porque de esta manera controlas mucho más lo que vas gastando, ya que lo notas directamente en tu cartera.

La gran mayoría de nosotros recurrimos a las tarjetas porque son un medio de pago más cómodo. Es “preferible” que te roben una tarjeta a dinero.

Lo mejor es utilizar la tarjeta de débito, ya que el dinero te lo descuentan al momento y es más fácil controlar el gasto.

Pero si no te queda más remedio que utilizar la tarjeta de crédito, mi consejo es que le pongas un límite bajo que sepas que puedes afrontar al mes siguiente cuando te lo carguen en cuenta, y trates de no ampliarlo.

Debes aprender a ceñirte a un presupuesto, o de lo contrario enero puede convertirse  en una pesadilla.

9.- Si puedes, espera a las rebajas. Sobre todo cuando se trata de ropa o ese bolso caro que nunca llegas a comprarte. Utiliza el viejo truco de hacerle un vale en un papel bonito a tu pareja o familiar (o que te lo hagan a ti), y cuando empiecen las rebajas os vais juntos a comprar ese objeto que tanto deseáis con un buen descuento.

Siguiendo estos sencillos consejos, comprobaréis como ahorrar en Navidad es posible.

Las navidades son unas fechas para disfrutar en familia. Debería bastar con esas reuniones eternas en las que ves a familiares que no recuerdas haber visitado en los últimos dos años y con los que acabas cantando villancicos bajo la promesa de veros más a menudo.

Ese es el verdadero espíritu de la Navidad. Mucho más llevadero con una economía planificada, desde luego.

Ya sabéis que si necesitáis algún consejo para vuestras finanzas domésticas, desde www.garciaslopezasesores.es, os brindamos un asesoramiento de calidad ya que contamos con un equipo de profesionales dispuestos a ello.

Me despido una semana más con la mejor recomendación del mundo: sed felices.

Hasta la semana que viene.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Cerdito playa

2015-06-15, Marian López


¡Por fin llegan las vacaciones!. En mi querida Mallorca (donde tengo el lujo de vivir desde hace más de 30 años) ya llevamos unas semanas intentando esquivar turistas para llegar a nuestro trabajo, oliendo esa extraña mezcla de Hawain Tropic y perfume floral.

Casi sin darnos cuenta estamos a mitad de junio, con un calor asfixiante y unas ganas enormes de olvidarnos de tacones y corbata para lanzarnos a la “dolce far niente“.

Si eres de los que ya tienes planeado qué hacer durante esos días, enhorabuena. Si por el contrario perteneces al grupo de los rezagados, quizás este año sea el momento perfecto para empezar a planificar y presupuestar tus vacaciones del año que viene.

Así podrás repartir de mejor manera la cantidad que debes ahorrar cada mes para preparar las vacaciones del próximo año, y… ¡sin estrés!.

Debes saber que hay mucha gente que no viaja en vacaciones por considerarlo un lujo que no se pueden permitir. A veces lo que menos importa es el lugar de destino, ya que existen un montón de maneras de reducir los costes de nuestras vacaciones de verano de manera significativa.

En mi post de esta semana os daré algunos consejos para ahorrar y disfrutar durante vuestras vacaciones.

1.- Fechas. Si puedes elegir las fechas de tus vacaciones estás de suerte, ya que siempre es más barato viajar cuando los demás no lo hacen.

2.- Tu destino. Investiga acerca de cuál será. Elige un destino de verano en invierno y viceversa. Haz una lista acerca de los destinos a los que te gustaría ir, eso también te ayudará a planificar el dinero que debes ahorrar: no necesitas el mismo dinero para irte a Benidorm que a visitar los fiordos noruegos.

3.- Internet. Busca información en internet sobre las atracciones que quieres visitar (por ejemplo museos) y los lugares donde vas a comer. Existen muchas aplicaciones web que te ayudarán con este tema. Un consejo práctico al respecto es que intentes comer donde lo hace la gente local, evitando los sitios típicos de turistas.

Una vez en el destino, utiliza la red móvil local. Encontrar conexión a internet no siempre es tarea fácil, sobre todo si eliges un destino lejano. Por eso debes aprovechar tu estancia en el hotel donde la conexión wifi suele ser gratuita, para utilizar tu ordenador.

4.- Presupuesto. No debes coger el presupuesto de tu vida diaria y seguir aplicándolo mientras estés de vacaciones. Lo que debes hacer es elaborar un presupuesto específico para tus días de descanso.

No olvides incluir todos los gastos: comisiones de los billetes de avión, wi-fi del hotel (si no es gratuito), parking, etc. Son gastos en los que muchas veces ni siquiera reparamos.

5.- Invierte en una buena guía de viajes. En ellas se recoge mucha información sobre dónde comer y dormir por poco precio, los mejores días para visitar museos y cuáles son gratuítos, etc.

6.- Prepara maletas inteligentes. Piensa bien en todo lo que te vayas a llevar. Mete artículos que puedan cumplir más de una función. Deja espacio en ellas para que te quepan los regalos que traigas a la vuelta.

7.- Usa formas de viajar alternativas y económicas. Si no tienes hijos, una opción podría ser el “Workaway“. ¿En qué consiste?. Se trata de un intercambio entre una familia de cualquier parte del mundo y tú. Ellos te ofrecen alojamiento y comida a cambio de que tu les ayudes a hacer tareas domésticas. Otra opción es el intercambio de casas (puede suponer un ahorro de hasta el 50% de tu viaje).

8.- Alojamiento barato. Alójate en un “hostel“, son los nuevos hostales. Aquí tienes la opción de compartir habitación y baño (es lo más económico), o por un poco más, tener tu propia habitación con baño privado. Muchas veces se sitúan en lugares céntricos y los hay con un diseño muy moderno.

9.- Usa el transporte público. Los taxis son bastante caros. La mejor opción es sacarte algún tipo de bono para los días que vayáis a estar y viajar en metro, autobús o incluso tren.

10.- Conoce bien el cambio de divisas. Si viajas a algún país fuera de la zona euro, debes tener en cuenta la divisa local. Consulta en un conversor de divisas on line el cambio oficial de tu moneda con la del país de destino. Saber el cambio exacto te evitará disgusto con gente que cambia moneda en el mercado negro, o locales de cambio con comisiones altísimas. Siempre es mejor cambiar tu dinero antes de viajar (en tu banco de confianza) y llegar al país en cuestión con su moneda local.

Espero que estos diez consejos os resulten útiles. Ya sabéis que podéis encontrarnos en nuestra página web www.garciaslopezasesores.es

Os dejo con una gran frase de Sócrates: “Los ratos de ocio son la mejor de todas las adquisiciones”.

Feliz semana.