tarjetas de crédito Tag

Tiempo de lectura: 3 minutos

rebajas verano 2016

2016-07-04, Marian López


¿Es posible ahorrar en rebajas?. Ambos conceptos parecen compatibles, pero no nos engañemos. Gastar “con cabeza” no siempre es fácil.

El pasado 1 de julio comenzaron las rebajas de verano. En cuanto asoman los primeros carteles en las tiendas anunciando descuentos del 50%, somos muchos los que nos dejamos llevar por la emoción de comprar más barato.

Ojo con las rebajas. Son un arma de doble filo: los hay que se entregan a ellas sin medida, y quienes buscan sacar partido de las mismas ahorrándose un dinero.

Quienes se entregan por completo a las rebajas comprando todo lo que encuentran a su paso por el simple hecho de que esté barato, terminan pagando caro su desenfreno.

Este post va dirigido a todos aquellos que estáis decididos a aprovechar las rebajas para ahorrar. Os daremos unos consejos a tener en cuenta para comprar de forma inteligente (aunque os parezcan obvios, muchos los ignoran).

1.- Haz una lista de lo que necesitas. En rebajas no es necesario “comprar por comprar“. Nadie te va a mirar con cara extraña por el simple hecho de que no hayas gastado ni un euro.

Revisemos nuestras necesidades, incluso podemos incluir algún capricho (por qué no) y hagamos una lista cerrada de lo que queremos satisfacer. Nada que no aparezca en esa lista, debe comprarse.

2.- Fija un presupuesto máximo. Ese tope que nos fijemos, no debe ser rebasado. Si vamos a las rebajas y gastamos más de lo que habíamos presupuestado, habremos comprado barato, pero también habremos gastado más dinero del previsto.

3.- Ahorra previamente. Si eres de los que te gusta aprovechar las rebajas, cuando planifiques tu economía doméstica del año, debes pensar en destinar una parte de tu dinero a las rebajas. Así cuando lleguen, ya tendrás un importe ahorrado para ir de compras.

4.- Compara precios. Los centros comerciales son un buen campo de entrenamiento para ello. Te permiten dar un paseo por sus múltiples tiendas y comparar precios antes de decidirte por una.

A veces las diferencias de precio entre tiendas en un mismo producto, pueden ser considerables.

5.- Selecciona las tiendas a las que quieres ir. Una vez que hayas comparado precios, ya estarás en disposición de elaborar un listado de las tiendas a las que irás de rebajas. Así te ahorrarás dar vueltas interminables de un local a otro.

6.- Deja las tarjetas en casa. Siempre que te sea posible, en rebajas, paga al contado. Así evitarás la tentación de gastar más de lo que tenías previsto.

Salir de casa con una cantidad determinada de dinero, y contar lo que tenemos o lo que nos queda en la cartera, es una buena manera de tomar conciencia de lo que realmente gastamos.

7.- No hay que dejarse llevar por las supuestas “gangas“. A veces esas ofertas de dos por uno, no dejan de ser un tanto “engañosas”. Por ello es importante en rebajas cerciorarse de que se trata de una oferta real.

Todas las prendas o artículos rebajados, deben llevar una etiqueta que lo indique expresamente. Suele suceder que en las tiendas nos encontremos mezclados productos rebajados con otros de nueva temporada. Cuidado con esto.

8.- Guarda los tickets de compra durante un tiempo. Resulta útil por si surge algún problema. Los productos comprados nuevos, tienen una garantía de dos años por problemas de fabricación.

9.- Ahorra tiempo con las compras on line. La mayoría de tiendas on line, también se suman a las rebajas y descuentos. Resulta fácil y cómodo comprar desde tu Tablet o tu ordenador.

10.- Se paciente. Los primeros días de rebajas, todo son avalanchas humanas para alzarse con el “chollo” del verano. Pero el período de rebajas dura casi dos meses. A veces si esperas al final, es cuando aparecen las verdaderas “gangas” con descuentos de hasta el 70%.

Ya sabéis que la finalidad de nuestros post es que os resulten útiles para vuestro día a día. Una de las cosas que hacemos desde www.garciaslopezasesores.es, consiste en ayudaros a planificar vuestra economía doméstica. Podéis consultarnos sin compromiso.

Esta semana me despediré con una frase del famoso guionista Sidney Carroll: “Una ganga no es una ganga a menos que sea algo que necesites“.

La semana que viene volveremos con un nuevo post. Hasta entonces, sed felices.

 

 

Tiempo de lectura: 4 minutos

Financiar gastos Navidad

2015-12-21, Marian López


Dos de cada tres españoles comprarán la mayoría de regalos de navidad entre el 1 y el 24 de diciembre. Es el momento de conocer las opciones que tenemos para financiar nuestras compras navideñas.

Con este post, cerramos nuestra trilogía dedicada a la Navidad. Es precisamente en estas fechas, cuando se produce el mayor desembolso de dinero del año. Nos lanzamos al frenesí consumista sin pensar en las posteriores consecuencias que puede dejarnos en nuestros bolsillos.

Por eso, desde www.garciaslopezasesores.es, creemos que es necesario que conozcas las opciones disponibles para financiar tus compras navideñas.

Las entidades bancarias ponen a disposición de sus clientes productos para financiar esas compras. Desde tarjetas de crédito o préstamos personales, hasta adelantos de nómina. Conozcamos a fondo cada una de estas propuestas:

Tarjetas de crédito.

Sin duda se convierten en el “producto estrella” de los bancos para financiar nuestras compras navideñas. Las tarjetas de crédito resultan “cómodas” ya que puedes aplazar los pagos y además, son muchas las superficies comerciales que ofrecen descuentos a quienes las utilicen como medio de pago.

A diferencia de las tarjetas de débito en las que las compras se cargan automáticamente en nuestra cuenta descontándose de nuestro saldo, en las tarjetas de crédito puedes aplazar el pago de esa compra y fraccionarlo.

El coste de la financiación con tarjetas de crédito suele ser fijo pero ojo porque en muchas ocasiones se refleja en términos mensuales, no anuales como sucede en los préstamos. Por ejemplo, si te cobran un tipo de interés del 2% nominal anual, en realidad te están cobrando una TAE (Tasa Anual Equivalente) del 26,82%. Leeros bien el contrato, porque esta TAE viene recogida en él.

Existen tres opciones de financiación con tarjeta de crédito:

1.- Fraccionar la operación a través de una cuota fija al mes durante un período de tiempo. En esta cuota se incluirá la parte del coste del producto que pagamos más la parte de interés correspondiente, lo que nos permite controlar mejor dicho coste.

2.-Pagar una cantidad fija al mes. Con esta opción controlamos la cantidad, pero no cuándo finalizaremos la operación, ya que de ello depende el que vayamos añadiendo nuevas compras a nuestra tarjeta. Peligro: si la cantidad que pagamos es muy pequeña, la mayoría de la cuota irá destinada a amortizar principalmente intereses.

3.-Pagar un porcentaje sobre la deuda al mes. Es la opción menos recomendable. Por un lado, desconocemos lo que pagaremos cada mes, ya que dependerá del total de la deuda pendiente, y aunque no se sumen nuevas compras, siempre quedará un importe pendiente que generará intereses.

Algunos ejemplos de tarjetas de crédito en el mercado:

  • Visa Barclaycard (elegida compra maestra por la Organización de Consumidores y Usuarios- OCU). Línea de crédito de hasta 5.000 euros, devuelve el 1% de las compras en cualquier establecimiento, sin cuota anual de mantenimiento, con un 50% de descuento en restaurantes, supermercados o viajes, sin cambiar de banco y con seguro incluido.
  • Tarjeta Visa Oro de Bankinter. Cuenta con dos modalidades de pago: pago a fin de mes y pago aplazado, con un crédito mensual de hasta 6.000 euros. Devuelve el 5% de las compras en cualquier tienda y en las compras aplazadas. Se puede asociar a cualquier cuenta que tenga el cliente sin necesidad de cambiar de banco.

Préstamos personales.

Es otra de las opciones para financiar tus compras navideñas. Sin duda es mucho más recomendable acudir a tu banco habitual, que solicitar un micropréstamo a través de cualquiera de las empresas que tanto se anuncian en televisión y cuyos intereses rozan la usura.

Los mismos bancos a veces, hacen ofertas a sus clientes ofreciéndoles préstamos preconcedidos cuyo importe no suele superar los 3.000 euros.

De todas maneras, antes de nada, debéis analizar la capacidad que tenéis para devolver el préstamo y optar siempre que sea posible, por cantidades pequeñas: lo justo para comprar ese electrodoméstico o “capricho” informático.

Si ya estáis decididos, resulta primordial conocer el tipo de interés que aplicarán a vuestro préstamo y las comisiones que os cobrarán. Casi todas las entidades cuentan con simuladores de préstamos, con los que os resultará fácil calcular la cuota que pagaréis al mes.

Hay bancos que han lanzado préstamos especiales para estas fechas navideñas.

  • BMN y su Préstamo Navidad. Se puede contratar hasta el 8 de enero de 2016. Financia entre 600 y 3.000 euros a devolver como máximo a 10 meses. TAE desde el 7,85% hasta el 8,47% y comisión de apertura del 2% al 3% (según plazo).

Anticipo de nómina.

Es la tercera opción que ofrecemos para que financies tus compras navideñas. Un anticipo de nómina es una especie de préstamo que va vinculado a la nómina que tengas domiciliada en tu banco. Mucho cuidado con la “letra pequeña“. Prestad especial atención a los tipos de interés que se os aplicarán.

Algunas ofertas actualmente disponibles son:

  • Anticipo nómina de Catalunya Caixa. Financia un máximo de 5.000 euros con un Tipo de Interés Nominal (TIN) del 0% y una comisión de apertura de 50 euros, a amortizar como máximo en 6 meses.
  • Cuenta Nómina de Bankinter. Financia un máximo de 6.000 euros a un 5% TAE el primer año que se reduce al 2% el segundo. Para nóminas superiores a 1.000 euros.

Como podéis comprobar, si no os queda otro remedio, existen diferentes opciones para financiar tus compras navideñas. Podéis optar por cualquiera de ellas, pero recordad estos consejos:

  • Antes de solicitar cualquier tipo de préstamo, calculad bien el dinero que vais a necesitar para pedir el importe más ajustado posible.
  • Analizar vuestra capacidad de devolución del préstamo.
  • Es preferible liquidar el préstamo cuanto antes. Mejor cuotas algo más elevadas pero plazos más cortos.
  • Fijaros en el tipo de interés anual (TAE) y las comisiones o gastos de los préstamos.
  • Leed con detenimiento los contratos. A veces la “letra pequeña” puede depararnos sorpresas desagradables.
  • En caso de ser necesario, contad con el asesoramiento de algún experto a ser posible independiente. Él conocerá las ofertas del mercado y os asesorará velando siempre por vuestro interés.

En www.garciaslopezasesores.es, somos expertos en asesoramiento financiero a particulares. Podéis contactar con nosotros a través de nuestra página web. Estaremos encantados de poder ayudarte.

La semana que viene volveremos con nuevos temas. Hasta entonces, os deseamos una Feliz Navidad.