mente Tag

Tiempo de lectura: 3 minutos

“Ha pasado mucho tiempo desde el Rock and Roll (…) Oh, déjame recuperarlo”. Con estas frases empieza la canción de Led Zeppelin incluida en su álbum Led Zeppeling IV de 1971 y escrita por Jimmy Page (guitarra del grupo).

He querido titular así este post porque ese es precisamente el estado en el que me encuentro: tengo ganas de Rock&Roll.

Después de casi dos meses de confinamiento el Covid-19 sigue privándonos de los escenarios y la verdad es que tengo “mono” de subirme a ellos y darlo todo.

Pero pese a todo, sigo pensando que en los escenarios o fuera de ellos, hay que tener actitud rockera para afrontar esta situación.

Veréis, soy autónoma (ofrezco servicios de formación a empresas) y además cantante en un grupo de rock. Durante todo este tiempo mi actividad en ambos campos se ha visto drásticamente afectada.

Y me diréis… ¡Existe la formación online! Lo sé, pero a mí me van las personas y trabajar con ellas a través de una pantalla (aunque lo hago), se me hace raro.

Como yo, hay muchas personas que han visto mermados sus ingresos drásticamente o incluso, en el peor de los casos, han tenido que cerrar sus negocios.

Ante esta situación… ¿Qué podemos hacer?

Ahí es donde pongo en marcha mi filosofía de vida, que se ha convertido en mi tótem tanto a nivel laboral como personal y no es otra que la que denomino “Mi filosofía de las 3 R’s”. Hoy quiero compartirla con vosotros por si os puede servir de ayuda.

Estamos saturados/as de escuchar consejos sobre cómo debemos cuidarnos, primero durante el confinamiento y ahora a lo largo del proceso de desescalada.

Nos hacen poner en “modo zen” para que cuidemos nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestro alma y poder afrontar mejor el estrés emocional al que nos estamos viendo sometidos.

Pues bien, mi propuesta es la siguiente: “Pasa del modo zen al modo rock con tres sencillas pautas”. Aquí es donde introduzco las 3 R’s a las que he hecho referencia anteriormente:

Primera R: Rock your life. “Si no te gusta algo, cámbialo. Si no puedes cambiarlo, cambia de actitud” (Maya Angelou). La actitud ante las situaciones que se nos presenten en la vida, lo es todo. No podemos estar lamentándonos continuamente. Ahora es el momento de afrontar los problemas y plantarles cara. ¿Cómo?

Segunda R: Rock your mind. “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo” (Albert Einstein). Replantéate tu modelo de negocio. En estos días estáis viendo como muchos negocios se están transformando. Hay muchos ejemplos, desde empresas textiles que han pasado de las colecciones de moda a confeccionar mascarillas o batas para el sector sanitario, a restaurantes que ofrecen servicio “take away” para que sus clientes sigan disfrutando de la comida que tanto les gusta. Dale caña a tu mente y pon en marcha tu creatividad para adaptar tu negocio a los tiempos que corren.

Tercera R: Rock your money. “El fin último en un proceso de toma de decisiones es común en todas las personas: la obtención de un beneficio” (Gary Becker). Y es que no nos engañemos, todos buscamos obtener una recompensa por lo que hacemos. Eso hace que nos sintamos mejor y alcancemos ese bienestar que tanto ansiamos. Si algo nos ha enseñado esta crisis sanitaria con respecto a nuestro dinero es que debemos aprender a organizarnos mejor, planificar nuestra economía para hacer frente a posibles imprevistos para que cuando lleguen, no nos quiten el sueño.

Así que ya sabéis, amiguitos/as: ha llegado el momento de sacudirnos las telarañas y pasar a la acción.

¡Larga vida al rock and roll!

 

 

 

Tiempo de lectura: 3 minutos

 

Existe una frase que se atribuye continuamente a Einstein (aunque se dice que él citaba a otro autor) y que a mí me sirvió de inspiración para dar título a la segunda de mis R’s, “Rock your mind”: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

¿Sabéis cuántos pensamientos tenemos al día?. Para vuestra información os diré que unos 60.000, la mayoría de los cuales son repetitivos e intrascendentes. Entonces… ¿por qué consumimos tanta energía dando vueltas a lo mismo una y otra vez?.

Seguro que más de una vez, os vais a la cama presos/as de alguno de esos pensamientos “tóxicos”: una mala gestión con un cliente, un día agotador con los niños, un examen, los preparativos de un viaje…

No todo tienen que ser cosas negativas. A veces nos agobiamos incluso con cosas que nos apetece hacer y es durante la noche, mientras intentamos conciliar el sueño cuando esos pensamientos se magnifican.

Reza un proverbio español: “El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra”. Y es que el ser humano no siempre discierne haciendo uso de la razón, lo que nos lleva a no aprender de la experiencia y a equivocarnos ante situaciones semejantes.

¿Por qué lo hacemos?. ¿Por qué nos “machacamos” con miles de pensamientos absurdos?. ¿Por qué no aprendemos de nuestros errores?. ¿Por qué nos vence el estrés?.

Si te sientes agobiado/a, estresado/a por esos pensamientos que “ahogan” tu día a día, es el momento de que apliques la filosofía “Rock your mind”.

Debemos “darle caña” a nuestra mente en un sentido positivo. Y para ello es fundamental en primer lugar relajarse. Parece fácil, ¿verdad?, pero no todo el mundo lo consigue.

Estamos en la era del “mindfulness”, que significa “atención plena” o “conciencia plena”. Esto se traduce en “tomar conciencia del momento presente”. Parece fácil, ¿verdad?. Pero a la hora de ponerlo en práctica, la cosa se complica.

A mis alumnos siempre les digo que el pasado, pasado está, el presente aún no ha llegado y no debemos agobiarnos por ello. Tenemos que conseguir vivir el presente y disfrutar durante el camino.

Existen muchas técnicas de relajación para conseguir bajar los niveles de “estrés malo” (porque también existe un “estrés bueno”). Es complicado encontrar un sistema que vaya bien a todo el mundo.

Cada uno de vosotros/as debe encontrar aquella técnica que de verdad le relaja, con la que consigue desconectar de agobios para centrar toda su energía en el aquí y ahora.

A mí me funciona hacer ejercicio aeróbico a primerísima hora de la mañana, pero a otros/as les funcionará el yoga, el Pilates, caminar por un parque o cerca del mar, escuchar música, etc.

Dos o tres minutos de respiración consciente, pueden ser un remedio muy útil y barato para calmar nuestros nervios.

Una vez que conseguimos controlar nuestra mente “traicionera” para centrarnos en el ahora, llega el momento de “darle caña” con una dosis de “Rock your Mind”.

Con nuestro cerebro oxigenado, somos capaces de pensar mejor, de afrontar de manera más positiva nuestro día. Y eso se traduce en una mejor productividad, en mayor creatividad, y en el más idóneo de los combustibles para llegar a conseguir nuestros objetivos.

Y tú, ¿estás preparado/a para el Rock & Roll?. ¿Aceptas el reto “Rock your mind”?. Que tu mente no te frene depende de ti. ¡Adelante!. Es hora de dar el primer paso.

La semana que viene descubriremos la tercera y última de mis R’s. Hasta entonces, no olvidéis ser felices.

Foto Rock your mind