Digitalización y fans: ¿estás “on line”?

Digitalización y fans: ¿estás “on line”?

Tiempo de lectura: 3 minutos

 

No me considero una persona mayor, pero soy consciente de que los cuarenta y tantos años que llevo por aquí, han dado mucho de sí.

A veces me sorprendo cuando dando clase, empiezo a contar “chascarrillos” y pienso… pero ¿de verdad han pasado tantas cosas en tan poco tiempo?. La respuesta es SÍ, un sí rotundo.

Aún recuerdo cuando a mi hermana (que estudiaba Administración), le trajeron el primer ordenador a casa. El paso de la máquina de escribir a ese nuevo aparato fue brutal.

¿Cuántos de vosotros/as sois capaces de memorizar más de cuatro números de teléfono?. Antes no quedaba otro remedio, porque ni siquiera existía el teléfono móvil.

Sin embargo, en poco menos de treinta años, hemos pasado de sorprendernos cada vez que salía un “aparatejo” nuevo al mercado, a no darle importancia al hecho de llevar un ordenador-teléfono portátil en un bolsillo.

Nuestro cerebro no viene preparado “de serie” para aceptar tantos cambios en tan poco tiempo. Recordemos que tenemos un cerebro primitivo, preparado para reaccionar en cualquier momento ante una amenaza.

Esto ha hecho que en parte, todos esos avances tecnológicos sean mirados, incluso hoy en día, con cierto recelo.

Pero debemos aceptarlo, vivimos en un entorno donde nuestra identidad personal, se funde con nuestra identidad digital. Y eso tiene una repercusión brutal en la forma en que nos relacionamos con nuestro entorno.

Las empresas lo saben bien y tratan por todos los medios de “no perder el tren” para seguir prosperando. Si de verdad quieren llegar a sus clientes, y fidelizarlos de tal manera que se conviertan en “fans”, en el mundo digital encontrarán la manera de conseguirlo.

Hace no mucho leí un artículo en un periódico que hablaba de cómo el grupo musical Metallica había cambiado su estrategia de marketing para resultar aún más cercanos a sus miles de fans.

El lanzamiento de un disco, las giras, se viven de manera diferente, porque la experiencia de comprarse un disco o de asistir a un concierto, automáticamente se vuelca en redes sociales desde el “minuto cero”. Basta con subir una foto a Instagram en la que enseñas el CD, o el momento en el que entras al recinto donde se dará el concierto del brazo de tu mejor amigo/a.

Una estrategia digital bien diseñada puede “disparar” el número de clientes-fans. Porque Metallica, más allá de ser considerada una de las mejores bandas de metal de la historia, es en sí misma una MARCA. De hecho hay muchos productos que se venden bajo ese nombre: camisetas, tazas, gadgets, etc.

Por tanto… si vivimos en un entorno digital, ¿por qué no aprovecharnos de las circunstancias para llegar a un mayor número de personas?. Y ya no se trata sólo de llegar, sino de “acercarse” a ellas.

No olvidemos que somos seres sociales, necesitamos relacionarnos y el mundo digital nos brinda esa posibilidad.

Las empresas necesitan la digitalización, no sólo para acelerar sus procesos, sino para lograr llegar a sus “clientes-fans” de una manera más acorde con los tiempos actuales. Eso sí, sin olvidar nunca el contacto “cara a cara” siempre que ello sea posible.

Se sabe que la estrategia es la correcta, cuando ves la reacción de las otras personas al escuchar lo que intentas decir. La comunicación no verbal, el lenguaje corporal, es una vara de medir el impacto de nuestro mensaje que nunca falla. Porque al final, los gestos nos delatan.

Esta semana acabaré con una frase del escritor Jacinto Benavente: “Cuando no se piensa lo que se dice es cuando se dice lo que se piensa“. Y vosotros… ¿qué pensáis?.

Volveré en breve con un nuevo post, pero hasta entonces por favor, no olvidéis ser felices 🙂