Author: Marian López Fernández

Tiempo de lectura: 5 minutos

chiringuito

2016-07-25, Marian López


El año pasado, el número de alertas publicadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sobre chiringuitos financieros, creció un 65%.

Estamos en verano, época de vacaciones, playa y chiringuito. Pero no todos los chiringuitos son igual de agradables que esos en los que te presentas con tu bañador y tu chanclas a comerte unos buenos mejillones y una cerveza bien fresquita.

Existen otros chiringuitos en los que te reciben con traje y corbata para ofrecerte productos de inversión con elevadas rentabilidades sin apenas riesgo. ¿Os suena de algo?. Son los llamados chiringuitos financieros.

En este post intentaremos definir qué es un chiringuito financiero, así como las claves para evitar caer en él.

Empezaré contando una experiencia que viví en primera persona con un ex cliente de banca privada. Vamos a llamarlo Sr. Joan (por ponerle un nombre de la tierra).

Pues bien, el Sr. Joan tenía invertidos en la entidad para la que yo trabajaba por aquél entonces, más de un millón de euros ganados con el “sudor de su frente“, como propietario de un negocio de éxito.

El Sr. Joan estaba encantado con su cartera de inversión. Era una cartera bastante diversificada, adaptada a su perfil y con el riesgo controlado.

Pese a estar satisfecho con las rentabilidades obtenidas, de pronto comenzó a deshacer posiciones y a disponer de buena parte de su dinero.

Ante la falta de información al respecto, decidimos preguntar directamente al cliente qué era lo que estaba sucediendo. El Sr. Joan expresó su satisfacción, pero nos comunicó que le habían ofrecido unas rentabilidades muy superiores a las nuestras en un producto de inversión sin riesgo.

¿Elevadas rentabilidades sin riesgo?. Algo “chirriaba” en esta ecuación. Le recomendamos al Sr. Joan que fuera prudente, que se informara muy bien antes de invertir los ahorros de toda una vida.

El Sr. Joan contestó que se trataba de gente seria, con unas oficinas de lujo en un lugar privilegiado y que además, le enviaban información sobre la evolución de sus inversiones cada mes.

Él ya se había encargado de recomendarlo a otras personas (familiares y amigos), puesto que por cada cliente que fuese de su parte, su rentabilidad se incrementaba. Eso sí, el mes de agosto la oficina cerraba, no le pagaban su cupón y en septiembre le pagaban el acumulado de ambos meses.

Estoy segura de que a muchos de vosotros, este guión os parece sacado de una película de ciencia-ficción, pero os puedo asegurar que es real como la vida misma.

Bien, la cosa acabó como el “rosario de la aurora“. Un buen día, la lujosa oficina cerró sus puertas con un escueto cartel de cambio de ubicación que, por supuesto, resultó falso.

No obstante, la policía logró detener a la red de delincuentes acusados de estafa. Pero desgraciadamente, el Sr. Joan no recuperó su dinero. Es más, perdió amigos y se ganó la enemistad de parte de su familia.

¿Cómo alguien que llevaba al frente de su propio negocio tantos años, con un prestigio reconocido, se dejó embaucar de esa manera?. Era la pregunta que aún hoy continúo haciéndome.

Es la triste historia de un empresario que por su avaricia, cayó en las redes de un chiringuito financiero.

Pero ¿qué es exactamente un chiringuito financiero?.

La CNMV define con el término de “chiringuito financiero” a “aquellas entidades que ofrecen y prestan servicios de inversión sin estar autorizadas para hacerlo”. No están registradas ni en la CNMV ni en el Banco de España.

Los chiringuitos financieros actúan al margen de la legalidad. No están adheridos al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), por lo que sus inversores no están protegidos en caso de insolvencia de la entidad no autorizada.

¿Cómo actúan los chiringuitos financieros?.

Utilizan diferentes técnicas de contacto y de persuasión.

En cuanto a las técnicas de contacto más habituales:

  • Llamada de teléfono. Al ser una toma de contacto más directa, permite mayor presión psicológica. Son llamadas que no responden a una solicitud previa de información.
  • Correo. Utilizan lujosos folletos en los que presentan inversiones sofisticadas y prometedoras para sus futuros clientes. Solicitan que contactéis con ellos bien rellenando un cupón, bien llamando por teléfono o a través de su página web.
  • Internet. Es uno de los medios más utilizados ya que permite a los anunciantes acceder a una amplia masa a un coste inferior al de otros medios.

Las técnicas de persuasión empleadas por los chiringuitos financieros son:

  • Predicciones acertadas. Utilizan una técnica muy simple. Para demostrar su conocimiento de los mercados financieros, llaman a un número elevado de personas divididas en dos grupos:

En un grupo apuestan por la subida de un valor, y en el otro por lo contrario.  Si el valor sube, sólo llaman al primer grupo, que queda encantado con su capacidad de predicción. Esto mismo, lo repiten varios días hasta convencer al cliente.

  • Apariencia de respetabilidad y éxito. Los responsables de los chiringuitos financieros, suelen vestir muy elegantes y tener oficinas lujosas.
  • Dar explicaciones incomprensibles y utilizar muchos tecnicismos.
  • Ofrecer grandes beneficios con pocos riesgos.
  • Insistencia para que se adopte una decisión inmediata.
  • Presión psicológica.

Claves para evitar caer en manos de un chiringuito financiero.

1.- Tu puedes ser una víctima potencial. No existe un perfil determinado de víctima, ya que a veces las estafas están tan elaboradas, que son 100% creíbles por lo que pueden caer en ella desde pequeños ahorradores a empresarios.

2.- Atento a las técnicas de captación. Los chiringuitos financieros no emplean canales diferentes a los de otras empresas reguladas de servicios de inversión: teléfono, internet, anuncios publicitarios en televisión, etc.

3.- No des tus datos personales. La CNMV aconseja que nunca des información personal o confidencial a empresas o personas desconocidas. Por favor, elimina los mails que soliciten información confidencial.

4.- Quizás seas víctima de una estafa piramidal. Tal como hemos visto en el ejemplo, que tú lleves clientes al chiringuito financiero, incrementa tus beneficios. Incluso a los primeros clientes la propia empresa les paga algo más.

5.- Ojo con la presión psicológica. Al principio, la conversación suele ser amable, pero si los comerciales detectan que no estás interesado en lo que te ofrecen, se vuelven más insistentes y su discurso más agresivo.

6.- Te presionan para que tomes una decisión rápida. Las decisiones a la hora de invertir tu dinero, suelen necesitar un tiempo de maduración. Sin embargo, en estos chiringuitos financieros te presionarán para que tomes una respuesta afirmativa lo antes posible.

7.- Desconfía de promesas de elevadas rentabilidades sin riesgo. Sencillamente un producto financiero así, no existe. Toda inversión en la que se quieran obtener rentabilidades atractivas, requiere un riesgo: “a mayor rentabilidad, mayor riesgo”.

8.- Protégete. La mejor manera de protegerse es desconfiar de comportamientos como los expuestos, pedir información sobre esa entidad al Banco de España o a la CNMV y si no nos convence, no entrar en su juego.

Colgar el teléfono o eliminar un mail a tiempo, puede ahorrarnos muchos disgustos. No obstante, cualquier duda que tengáis al respecto, ya sabéis que podéis contactar con nosotros a través de nuestra página web www.garciaslopezasesores.es.

Esta semana me despediré con una frase del filósofo griego Epicuro: “¿Quieres ser rico?. Pues no te afanes en aumentar tus bienes, sino en disminuir tu codicia”.

Volveremos la semana que viene. Hasta entonces, por favor,sed felices.

 

 

 

Tiempo de lectura: 4 minutos

Invertir con pasión

2016-07-18, Marian López


Cada día son más las personas que deciden invertir en algo que les apasione realmente.

Invertir en un negocio bien como emprendedor, bien como socio, es un proceso no siempre sencillo. Requiere una gran dosis de implicación en el negocio y muchísima paciencia a la hora de obtener rentabilidad.

Los asesores de finanzas personales, nos “empeñamos” en recomendar a nuestros clientes que inviertan según su perfil. Existe un amplio abanico de opciones según prefieran invertir en renta fija, variable o mixta.

Sin embargo, “hay vida más allá” de las opciones de inversión típicas de bancos y aseguradoras. Podemos encontrar mil ideas en las que invertir nuestro dinero a cambio de obtener cierta rentabilidad.

Una clienta-amiga, vino a mí para que le asesorara sobre un dinero que tenía ahorrado: quería una parte con liquidez, y otra destinada al futuro de sus hijos.

Mi recomendación fue combinar productos a corto plazo con un ahorro a mayor plazo minimizando el riesgo, ya que iba destinado a sus hijos.

Comencé un estudio de mercado sobre productos que cubrieran de manera satisfactoria las necesidades de mi cliente (depósitos, fondos, compra de acciones, planes de ahorro, etc).

Sin embargo, la semana pasada mi clienta-amiga me comentó que había cambiado de idea. Quería apostar por invertir su dinero en algo que realmente le apasiona: el baile.

Lejos de quedarme perpleja, pensé: “Qué suerte tener tan claro en qué invertir el dinero“. Por tanto, sólo me quedaba decirle que las personas deben apostar por lo que les hace feliz. Sólo así se consiguen las cosas.

Mi post de esta semana se lo quiero dedicar a ella y a todas aquellas personas que hacen de su pasión, un negocio.

Es complicado unir tu pasión con un negocio que además resulte rentable. Sin embargo, los mayores casos de éxito entre emprendedores, se da en aquellas personas que consiguieron aunar ambas cosas.

¿Conocéis a Warren Buffet?. Es un inversor y empresario estadounidense considerado como uno de los hombres más ricos del planeta.

Siguiendo al Sr. Buffet, os daré algunos consejos sobre cómo invertir tu dinero y sacar el mayor provecho al mismo:

1.- Mantente saludable de mente, cuerpo y espíritu. Debes trabajar duro para alcanzar tus metas. Para ello necesitas estar al cien por cien y nada mejor que una buena dieta, ejercicio y dormir bien además de mantener tu mente siempre en positivo.

2.- Cultiva hábitos positivos y apégate a ellos con una rutina diaria. Tienes que decidir qué es lo que quieres y trabajar cada día para conseguirlo.

Empieza planteándote pequeñas metas: comienza el primer día decidiendo en qué hábito positivo vas a trabajar hasta conseguirlo. Una vez alcanzado ve a por el segundo y así sucesivamente.

De esta manera lograrás obtener el máximo rendimiento cada día.

3.- Nunca dejes de aprender. La vida es un proceso de continuo aprendizaje. Es bueno que mantengas el apetito por aprender siempre algo nuevo. Existen varias maneras de conseguirlo:

  • Asistiendo a charlas y conferencias.
  • Apuntándote a cursos online para mantenerte permanentemente actualizado.
  • Habla con las personas y pregunta. Debes aprender a escuchar más que hablar.
  • Investiga sobre lo que realmente te interesa.
  • Viaja. Conocer otros países, abre tu mente y te permite tener una visión mucho más amplia de las cosas.

4.- Rodéate de excelencia. Está comprobado que las personas de las que te rodeas acaban influenciándote. Por tanto, debes rodearte de personas positivas, con espíritu luchador, inquietas mentalmente.

Del mismo modo, procura alejarte de las personas tóxicas que no aportan más que pesimismo a tu vida.

5.- Invierte tiempo conociéndote. Tu tiempo es valiosísimo. Debes poder pararte y hacer alguna que otra introspección para conocerte más a ti mismo. Esto es fundamental para poder seguir avanzando en el proceso.

6.- Haz lo que amas. Lánzate. Sólo hay una vida. Apuesta por lo que amas y lucha por ello con todas las consecuencias.

Una vez que tenemos claro que vamos a invertir en lo que nos gusta, debemos poner los pies en la tierra y analizar ciertos aspectos:

  • Es importante hacer un estudio previo a la inversión que tenemos prevista.  Este estudio consistiría en “ver los números” en los que se reflejase si realmente el negocio en el que vamos a invertir, es rentable.
  • Conocer bien el mercado y sobre todo a la competencia. Hay que saber cómo se trabaja dentro del sector para intentar desarrollar una ventaja competitiva frente a dicha competencia, que sea capaz de diferenciarnos.
  • ¡Ojo con los socios!. Antes de invertir tu dinero en un negocio, hay que “mirar con lupa” con quien te asocias. Un mal socio puede llevarte a la ruina.

Vamos a detenernos en este punto que, bajo mi punto de vista, es fundamental.

Antes de asociarte con alguien (por muy amigo que éste sea), hay cuatro temas que debes tratar con tu futuro socio:

  1. Expectativas. Cada uno debe expresar las expectativas que tiene con respecto a formar parte de la sociedad. Éstas tienen que ver, entre otras, con las ganancias esperadas. A lo mejor a tu socio le interesa sólo ganar más dinero o por el contrario, asegurarse un empleo.
  1. Aportes. Otro tema importante para hablarlo con tu socio es la manera en la que se realizarán los aportes a la sociedad, ¿en efectivo o en especie?.
  1. Porcentaje de acciones. Qué porcentaje de acciones de la sociedad corresponde a cada socio.

Es necesario hacer una lista de lo que aportará cada uno, establecer un precio y hablarlo claramente, calcular el porcentaje de lo que aporta cada uno y esa será la distribución.

  1. Compromiso. Tenemos memoria selectiva: escuchamos lo que queremos escuchar y recordamos lo que nos conviene. Hay que reunirse la veces que sean necesarias y hablarlo todo.

Además, cualquier acuerdo verbal, debería plasmarse también por escrito para evitar futuros malentendidos.

Como veis, invertir en algo que te apasiona es realmente la manera más satisfactoria de obtener unos rendimientos por tu dinero. Pero ¡ojo!, no es una tarea fácil. Antes de dar el primer paso, se deben tener las cosas muy claras y bien atadas.

Cualquier duda al respecto, ya sabéis que podéis contactar con nosotros sin ningún compromiso en www.garciaslopezasesores.es

Esta semana, me despido con una frase de la novelista inglesa Rosa Nouchette Carey: “Hazlo con pasión, o no lo hagas”.

Hasta la semana que viene. Sed felices.

 

 

 

 

Tiempo de lectura: 4 minutos

Crowdlending

2016-07-11, Marian López


El crowdlending permite financiarse directamente por una comunidad financiera sin necesidad de acudir a los servicios de un banco u otra entidad financiera tradicional.

En nuestro país cada vez son más los modelos de negocio innovadores que exigen respuestas igualmente innovadoras para dar solución a sus necesidades.

Y es que tanto bancos como financieras, ante un mercado cada vez más especializado, no cuentan con el producto adecuado que consiga “solventar la papeleta” de los nuevos negocios.

Una de estas “papeletas” es la financiación de esas nuevas pequeñas y medianas empresas de reciente creación.

El denominado crowdlending ha permitido que miles de inversores destinen su dinero a conceder préstamos a empresas o proyectos de su interés. Los tradicionales préstamos entre particulares y empresas resurgen envueltos en este nuevo formato.

Si tienes una pyme o un proyecto que quieras materializar, nuestro post de esta semana os ayudará a desvelar cuestiones como en qué consiste el crowdlending, sus ventajas y desventajas.

¿Qué es el crowdlending?.

El crowdlending es un préstamo entre particulares y empresas.

Consiste en la financiación mediante préstamos o créditos a pequeñas y medianas empresas, por medio de una red  que cuenta con un elevado número de prestamistas particulares o empresas dispuestos a invertir su capital privado o sus ahorros a cambio de un tipo de interés.

El crowdlending se presenta como una forma alternativa de obtener financiación, diferente a la ofrecida por bancos u otras entidades financieras tradicionales.

Aporta una solución al contexto económico actual, ya que la obtención de financiación a través de medios tradicionales, resulta cada vez más complicada.

¿Qué factores han contribuido al incremento del crowdlending frente a la financiación tradicional?.

  • El rápido desarrollo de internet y las nuevas tecnologías on line.
  • La popularidad de las redes sociales y otras comunidades en internet.
  • La demanda por parte de los inversores de alternativas que resulten más económicas, éticas y transparentes que los productos y servicios ofrecidos por la banca tradicional.

¿Cuáles son las ventajas de solicitar financiación a través del crowdlending?.

1.- Agilidad. El proceso para acceder a la financiación se realiza online y suele ser bastante sencillo. Lejos del papeleo y la burocracia de los bancos.

2.- No implica productos ni servicios adicionales. Antes de concederte un préstamo, cualquier banco te pedirá cierta vinculación a través de la contratación de productos como abrir una cuenta corriente en la entidad, contratar tarjetas de crédito, etc.

Las plataformas de crowdlending transfieren el dinero directamente a la cuenta corriente del solicitante de financiación sin requerir ninguna vinculación.

3.- El crowdlending no consume CIRBE. La CIRBE es un registro donde constan todas las deudas que mantengas con entidades financieras. De hecho los bancos, antes de concederte un préstamo, consultan este registro.

Si tu endeudamiento es elevado (superior al 40% de tus ingresos), no te concederán préstamo alguno.

Las plataformas de crowdlending no están obligadas a inscribir sus operaciones en el registro CIRBE. Al no tenerse en cuenta el endeudamiento adquirido con anterioridad, es mucho más fácil que te presten dinero.

4.- No hay necesidad de repetir explicaciones. Al iniciar el proceso de solicitud de financiación a través de tu banco, tu expediente pasará por varias manos, por lo que a veces te verás obligado a dar explicaciones sobre lo mismo a varias personas distintas.

En cambio, en las plataformas de crowdlending, introduces online la información que te sea requerida. Esta información ya queda disponible para que el departamento de riesgos (que es del que depende que se te conceda el crédito), la consulte cuando lo necesite.

5.- Transparencia en la contratación. Las plataformas de crowdlending se esfuerzan por aportar total transparencia a sus sistemas para que el sector gane una mayor confianza.

De otra parte, la sencillez del proceso permite que los contratos adquiridos por ambas partes, sean más claros y breves.

6.- El crowdlending permite un modelo de financiación más justo. Como ya hemos comentado antes, las plataformas de crowdlending ponen directamente en contacto a inversores y a empresarios que necesitan financiación.

En este proceso se elimina a los intermediarios, y además aporta un mayor control al inversor que puede elegir los proyectos que quiere financiar con su dinero.

Desventajas del crowdlending.

1.- La principal es el riesgo. Existe riesgo de impago a futuro por ejemplo en caso de quiebra de la empresa.

Quien invierta en una empresa a través del crowdlending, debe seleccionar muy bien el proyecto en el que va a invertir.

No obstante, estas plataformas de crowdlending, seleccionan a empresas solventes y con capacidad de pago para que se invierta en las mismas.

Para minimizar el riesgo, otra posible solución además de seleccionar el proyecto en el que decidas invertir, es la diversificación.

Si somos inversores, es muy recomendable invertir pequeñas cantidades en diferentes negocios. Así si se produjera un impagado en alguna de las empresas, sólo podríamos perder esa pequeña cantidad.

2.- Inseguridad de obtener el 100% de la financiación. Quien solicita la financiación se enfrenta al riesgo de que no obtenerla en su totalidad.

Y es que la empresa de crowdlending no te puede garantizar que el gran número de inversores existentes, presten el dinero suficiente como para poder cubrir el 100% del importe que has solicitado.

En caso de que no consiguieras la financiación, puedes decir que no quieres el importe conseguido hasta el momento. También tienes la opción de adaptarte a dicho importe conseguido, si es que te basta.

¿Cómo funciona?.

Todos los trámites para acceder a financiación a través de una plataforma de crowdlending, se hacen por internet.

Registras la empresa en la plataforma y aportas la documentación que se te pida. Obtendrás respuesta en 48 horas. Seguidamente se publica en la web el préstamo solicitado durante 20 días.

Una vez conseguida la cuantía, se ejecutan las órdenes de crédito de los inversores. Éstos van percibiendo mensualmente el interés hasta que venza el préstamo.

Si no se llegase a cubrir el importe solicitado, la plataforma negociará con la pyme si la cuantía obtenida es suficiente. En caso contrario, el inversor recuperaría su dinero.

Recordaros que para cualquier duda, podéis consultarnos sin compromiso a través de nuestra página web www.garciaslopezasesores.es Siempre estamos dispuestos a orientaros.

Me despediré con una frase de E. Joseph Cossman: “Los obstáculos son esas cosas que las personas ven cuando dejan de mirar sus metas“.

Si para alcanzar vuestra meta meta necesitáis financiación, ya sabéis que existen alternativas como el crowdlending que pueden ayudaros a conseguirlo.

Volveremos la próxima semana con nuevos temas. Hasta entonces, sed felices.

 

 

Tiempo de lectura: 3 minutos

rebajas verano 2016

2016-07-04, Marian López


¿Es posible ahorrar en rebajas?. Ambos conceptos parecen compatibles, pero no nos engañemos. Gastar “con cabeza” no siempre es fácil.

El pasado 1 de julio comenzaron las rebajas de verano. En cuanto asoman los primeros carteles en las tiendas anunciando descuentos del 50%, somos muchos los que nos dejamos llevar por la emoción de comprar más barato.

Ojo con las rebajas. Son un arma de doble filo: los hay que se entregan a ellas sin medida, y quienes buscan sacar partido de las mismas ahorrándose un dinero.

Quienes se entregan por completo a las rebajas comprando todo lo que encuentran a su paso por el simple hecho de que esté barato, terminan pagando caro su desenfreno.

Este post va dirigido a todos aquellos que estáis decididos a aprovechar las rebajas para ahorrar. Os daremos unos consejos a tener en cuenta para comprar de forma inteligente (aunque os parezcan obvios, muchos los ignoran).

1.- Haz una lista de lo que necesitas. En rebajas no es necesario “comprar por comprar“. Nadie te va a mirar con cara extraña por el simple hecho de que no hayas gastado ni un euro.

Revisemos nuestras necesidades, incluso podemos incluir algún capricho (por qué no) y hagamos una lista cerrada de lo que queremos satisfacer. Nada que no aparezca en esa lista, debe comprarse.

2.- Fija un presupuesto máximo. Ese tope que nos fijemos, no debe ser rebasado. Si vamos a las rebajas y gastamos más de lo que habíamos presupuestado, habremos comprado barato, pero también habremos gastado más dinero del previsto.

3.- Ahorra previamente. Si eres de los que te gusta aprovechar las rebajas, cuando planifiques tu economía doméstica del año, debes pensar en destinar una parte de tu dinero a las rebajas. Así cuando lleguen, ya tendrás un importe ahorrado para ir de compras.

4.- Compara precios. Los centros comerciales son un buen campo de entrenamiento para ello. Te permiten dar un paseo por sus múltiples tiendas y comparar precios antes de decidirte por una.

A veces las diferencias de precio entre tiendas en un mismo producto, pueden ser considerables.

5.- Selecciona las tiendas a las que quieres ir. Una vez que hayas comparado precios, ya estarás en disposición de elaborar un listado de las tiendas a las que irás de rebajas. Así te ahorrarás dar vueltas interminables de un local a otro.

6.- Deja las tarjetas en casa. Siempre que te sea posible, en rebajas, paga al contado. Así evitarás la tentación de gastar más de lo que tenías previsto.

Salir de casa con una cantidad determinada de dinero, y contar lo que tenemos o lo que nos queda en la cartera, es una buena manera de tomar conciencia de lo que realmente gastamos.

7.- No hay que dejarse llevar por las supuestas “gangas“. A veces esas ofertas de dos por uno, no dejan de ser un tanto “engañosas”. Por ello es importante en rebajas cerciorarse de que se trata de una oferta real.

Todas las prendas o artículos rebajados, deben llevar una etiqueta que lo indique expresamente. Suele suceder que en las tiendas nos encontremos mezclados productos rebajados con otros de nueva temporada. Cuidado con esto.

8.- Guarda los tickets de compra durante un tiempo. Resulta útil por si surge algún problema. Los productos comprados nuevos, tienen una garantía de dos años por problemas de fabricación.

9.- Ahorra tiempo con las compras on line. La mayoría de tiendas on line, también se suman a las rebajas y descuentos. Resulta fácil y cómodo comprar desde tu Tablet o tu ordenador.

10.- Se paciente. Los primeros días de rebajas, todo son avalanchas humanas para alzarse con el “chollo” del verano. Pero el período de rebajas dura casi dos meses. A veces si esperas al final, es cuando aparecen las verdaderas “gangas” con descuentos de hasta el 70%.

Ya sabéis que la finalidad de nuestros post es que os resulten útiles para vuestro día a día. Una de las cosas que hacemos desde www.garciaslopezasesores.es, consiste en ayudaros a planificar vuestra economía doméstica. Podéis consultarnos sin compromiso.

Esta semana me despediré con una frase del famoso guionista Sidney Carroll: “Una ganga no es una ganga a menos que sea algo que necesites“.

La semana que viene volveremos con un nuevo post. Hasta entonces, sed felices.

 

 

Tiempo de lectura: 4 minutos

Casas verano

2016-06-27, Marian López


A lo largo del año, son muchas las personas que se plantean si les resultará rentable alquilar su casa en vacaciones.

Y es que el alquiler vacacional se ha puesto de moda. Siempre han existido propietarios que aprovechaban alquilar su segunda residencia en vacaciones para sacarse un “dinero extra“, pero las cosas han cambiado.

Uno de los objetivos de Hacienda durante el pasado año y a lo largo del presente, está siendo detectar y sancionar la llamada “economía sumergida“. Para ello no duda en rastrear en la red rastros de actividades no declaradas.

Por tanto, si tienes una vivienda que alquilas en vacaciones, este post te interesa.

En primer lugar, vamos a distinguir entre contrato de alojamiento y contrato de arrendamiento de temporada. En ambos casos se produce una cesión de uso del inmueble, pero en el contrato de alojamiento hay además, prestaciones de servicios.

1.- ¿Se puede alquilar un piso con finalidad vacacional?.

Por supuesto. Si solamente se cede la cesión del uso del inmueble, estaremos ante un alquiler vacacional de los de “toda la vida“. Bastará con hacer un contrato entre el dueño de la vivienda y la persona o personas que lo alquilan.

Dicho contrato será un contrato de alquiler de temporada, contemplado en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).

2.- ¿Qué ocurre si alquilo y además presto servicios turísticos?.

Por prestación de servicios entendemos limpieza, reposición de sábanas, mantenimiento de servicios, servicio de atención al público en horario comercial, asistencia telefónica 24 horas, etc.

En este caso, estaríamos ante un contrato de alojamiento turístico permitido, aunque sujeto a una serie de obligaciones como la de presentar la declaración responsable de inicio de actividad turística.

Esta diferenciación es sumamente importante: si sólo alquiláis la vivienda en vacaciones, debéis especificar que es un contrato de alquiler de temporada sin prestación de servicios turísticos.

¡Ojo!. Para los que vivimos en Baleares, el alojamiento turístico solamente es posible con viviendas unifamiliares y pareados, de un máximo de seis dormitorios, doce plazas y que tengan como mínimo un baño por cada tres plazas.

Una de las ventajas de alquilar tu casa en vacaciones es que se elimina el riesgo de morosidad, ya que el 99% de los inquilinos pagan antes de entrar.

A la hora de alquilar tu vivienda, tienes dos opciones:

Opción A). Relajarte y dejar la gestión del alquiler a un profesional que se encargue de publicitarlo. Éste os cobrará entre un 20% o un 25% de la renta. Si la gestión se delega a una empresa (en vez de a un asesor inmobiliario), el porcentaje se elevará al 35% o 40% del alquiler.

Opción B). Como propietario quieres encargarte personalmente del alquiler. Para ello cuentas con un montón de plataformas como por ejemplo, Airbnb o HomeAway. El turista conecta directamente con el propietario y el portal cobra por el anuncio.

Otro de los puntos a tener en cuenta para saber si te resulta rentable alquilar tu casa en vacaciones, es el de los impuestos que deberás pagar.

¿Cómo declarar el alquiler vacacional?.

1.- Ingresos como segunda vivienda.

Es la opción que tiene mayor acogida, ya que no incluye ningún tipo de papeleo. Tú firmas un contrato de alquiler de temporada con la persona que te alquila la casa.

Los ingresos que percibas se imputarán en la declaración de la renta como rendimientos del capital inmobiliario (en el IRPF) y para determinar la ganancia final, se podrán deducir todos los costes que conllevan poner la vivienda en alquiler.

Así a los rendimientos de capital inmobiliario, habría que deducir la parte proporcional del IBI, seguro de hogar, tasa de basuras o gastos de comunidad entre otros.

Además esta operación no lleva IVA.

2.- Ingresos como alojamiento turístico.

No es la opción más usada, pero quizás sí la más adecuada, aunque conlleva una serie de requisitos.

Tendréis que registrar la vivienda como alojamiento turístico en el registro de vuestra comunidad autónoma y daros de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) para poder ejercer la actividad.

En este caso, los ingresos por alquiler tendrán la consideración de rendimientos de actividad económica en el IRPF y además deberá cobrarse IVA (lo ideal es emitir una factura por cada estancia).

Asimismo tendréis que presentar declaraciones trimestrales de pagos a cuenta de IRPF e IVA.

¿Qué ocurre el resto del año?.

Si la vivienda que alquiláis está vacía le resto del año, la tenéis que incluir como una imputación de renta durante ese periodo.

Hacienda exige que los contribuyentes paguemos impuestos sobre los pisos que tenemos sin alquilar. Para ello, establece un rendimiento económico: Hacienda “se inventa” que como propietarios recibimos unos ingresos por el sólo hecho de tener un piso, y éstos ascienden al 1,1% de su valor catastral.

Habrá que incluir esas cantidades en el apartado correspondiente de la declaración de la renta, además de las cantidades que se hayan cobrado por el alquiler.

¿Qué pasa si no declaras el alquiler vacacional de tu casa?.

Si Hacienda detecta que has alquilado tu casa y no la has declarado, te sancionará y te obligará además a presentar una declaración complementaria de IRPF incluyendo estos ingresos junto con un recargo que dependerá del tiempo que haya pasado.

Incluso podrían obligarte a declarar el IVA que no emitiste en su momento.

¿Me sale rentable alquilar mi casa en vacaciones?.

La verdad es que muchas veces, las personas que alquilan su casa en vacaciones, alardean de que en tres meses de verano, se sacan lo mismo que alquilándola el resto del año.

Bueno, permitidme que ponga en duda esos cálculos hechos “a grosso modo”.

Si habéis leído todo lo expuesto en líneas anteriores, os daréis cuenta de que los alquileres se tienen que declarar y conllevan una serie de impuestos.

Calculando los ingresos por alquiler, deduciendo los gastos que sean deducibles y restando los impuestos que correspondan, resulta que nos sale más rentable alquilar una vivienda todo el año que sólo en vacaciones.

Si necesitáis que os ayudemos a calcular la rentabilidad que supone el alquiler de vuestra vivienda sólo en vacaciones, no dudéis en contactar con nosotros a través de nuestra página web www.garciaslopezasesores.es

La semana que viene volveremos con nuevos contenidos. Hasta entonces, sed felices.

 

 

Tiempo de lectura: 4 minutos

Tecnología sector financiekro

2016-06-20, Marian López


Seguro que últimamente habréis oído hablar de la tecnología “Fintech“. Es sólo un ejemplo de los nuevos tiempos que corren para el sector financiero.

La banca tradicional “tiene los días contados“. Esa época en la que convivían en la misma calle cinco oficinas de cinco entidades diferentes, ha muerto.

Estamos asistiendo al gran cambio de la banca que ha supuesto entre otras cosas, el cierre de muchas oficinas y el despido de miles de personas que han visto truncado su futuro.

Sin ir más lejos, yo misma fui en su día víctima de los “recortes”. En la actualidad, mi ex oficina se ha transformado “por arte de magia” en una clínica dental.

Nos enfrentamos a un giro de 360 grados dentro del sector financiero, y eso es algo que debemos asumir. Será un problema para las personas mayores a los que eso de la tecnología “les suena a chino“. Ellos prefieren esperar sentados su turno para ingresar en su cuenta 50 euros o intentar que alguien les actualice la libreta.

Pese a toda la revolución del sistema financiero, los bancos deben continuar atendiendo a todos sus clientes: tanto a los “millenials“, como a los ya jubilados que se acercan por la oficina a saludar.

En este post, trataré de explicaros cuáles son esas tendencias que están cambiando el sistema financiero para que os vayáis familiarizando con ellas:

1.- Las “Fintech“. La palabra “Fintech” viene de la conjunción de dos palabras inglesas: finance y technology. Su actividad se realiza al margen de las compañías tradicionales del sector (bancos, aseguradoras, etc).

Engloba tanto a los servicios como a las empresas del sector financiero que utilizan las tecnologías más modernas para crear productos innovadores.

En nuestro país, las Fintech se encuentran con un gran obstáculo legislativo, y es que aún están pendientes de regulación. La tecnología avanza a mayor ritmo que las finanzas.

España cuenta ya con bastantes plataformas Fintech que son capaces de gestionar nuestra economía doméstica, controlar nuestros gastos o hacernos una comparativa de préstamos entre varias entidades.

2.- Economía colaborativa. Se define como una interacción entre dos o más sujetos, a través de medios digitalizados, que satisface una necesidad real o potencial, a una o más personas.

En el sector financiero, las plataformas de economía colaborativa, se encargan de poner en contacto a los que tienen capital (dinero) con aquellos que buscan financiación. Es una alternativa a la financiación tradicional bancaria.

En países como Reino Unido, ya funcionan desde hace un tiempo con plataformas de préstamos entre particulares que se encargan de unir a personas que necesitan dinero con inversores dispuestos a prestarlo a cambio de una rentabilidad.

3.- Blockchain. La traducción literal de esta palabra sería “cadena de bloques“. Es como una base de datos de las de “toda la vida“, pero en la que cada bloque de información se conecta con otros bloques con total seguridad a través de una firma digital.

Esta tecnología se empleó en principio para el bitcoin (moneda virtual), pero actualmente su aplicación se ha extendido al sector financiero. Ahora la banca la emplea para realizar pagos o transferencias con unos costes mínimos.

4.- Cloud computing. Se traduce como “computación en la nube“. Es un modelo de servicio que permite el acceso bajo demanda a un conjunto compartido de recursos informáticos.

Cualquiera puede acceder a los servicios disponibles en la “nube” sin ser experto. Es un nuevo modelo de prestación de servicios de negocio, que permite al usuario acceder a un catálogo de servicios estandarizados y responde con ellos a las necesidades de su negocio de forma flexible.

Este acceso a la información directamente desde la nube, lo que hace es minimizar gastos. Algo que se tiene muy presente en el sector financiero.

5.- El Big Data. Este concepto hace referencia al almacenamiento de grandes cantidades de datos y a los procedimientos empleados para encontrar patrones repetitivos.

¿Qué aportará el “big data” al sector financiero?. Para la banca, disponer de datos de sus clientes, se ha convertido en algo fundamental. Toda la información recopilada, permitirá que las entidades financieras conozcan en tiempo real, lo que les piden los clientes.

Gracias a todos esos datos, los bancos podrán “personalizar” sus ofertas en base a las necesidades de cada cliente.

6.- Redes sociales y wearables como nuevos canales de comunicación. Está claro que el sector financiero cada vez utiliza más las redes sociales para “ganarse” al cliente. Éstas les permiten estar cerca de sus clientes y tener un contacto directo “día a día” con ellos (foros donde atender preguntas o dudas, blogs de educación financiera, etc).

Los wearables son dispositivos que se pueden poner, por ejemplo los relojes inteligentes. Gracias a ellos, los clientes podrán recibir información sobre sus operaciones sin sacar el móvil del bolsillo.

Además con los wearables se podrán autorizar o rechazar transacciones con tan sólo un toque.

Está claro que el sistema financiero está en pleno proceso evolutivo. La banca tradicional, debe enfrentarse a múltiples retos para adaptarse a los nuevos tiempos. Tiene que centrase en la búsqueda de un modelo que además de flexible sea eficiente y permita generar valor en los usuarios.

Resumiendo: la banca tradicional está agonizando. No le quedará más remedio que subirse al tren de las nuevas tecnologías que faciliten la vida de sus clientes, además de proporcionales la oportunidad de permanecer en contacto con su banco siempre que lo necesite. Sólo de esa manera sobrevivirá a estos “tiempos convulsos”.

Si os ha quedado alguna duda, o necesitáis más información sobre las plataformas tecnológicas con las que podéis trabajar en nuestro país, no dudéis en comentárnoslo a través de nuestra página web www.garciaslopezasesores.es

Esta semana me despediré citando unas frases de dos conocidísimos “personajes”, Albert Einstein y Bill Gates: “La tecnología es sólo una herramienta. El espíritu humano debe prevalecer sobre ésta“.

La semana que viene volveré con un nuevo tema. Hasta entonces, sed felices.

 

 

 

Tiempo de lectura: 4 minutos

Fidelización bancos clientes

2016-06-13, Marian López


El ahorro está muy mal remunerado, y los bancos intentana toda costa“, retener a sus clientes evitando que se marchen con sus ahorros “debajo del brazo” en busca de rentabilidades más suculentas.

Dicen que “en el amor y en la guerra, todo vale“. Los bancos no paran de urdir estrategias con las que conseguir retener a sus clientes más ahorradores. Nos intentan “seducir” para que nos mantengamos fieles a sus dictados.

La verdad es que las entidades bancarias, no escatiman en recursos para conseguir su propósito. Con los tipos prácticamente a cero nos ofrecen por ejemplo, cuentas remuneradas hasta el 3%.

En este post, os desvelaremos cuáles son las “armas” que utilizan los bancos para retener a los ahorradores.

1.- Cuentas corrientes: remuneradas, sin comisiones, con descuentos y regalos.

Las cuentas corrientes son el producto “estrella” por excelencia para intentar retener a los ahorradores, ya que es una manera “fácil” de llegar a todo el público.

¿Qué nos ofrecen los bancos al respecto?.

En primer lugar, deciros que a mayor vinculación con el banco, mayores ventajas tendréis. Ese es el objetivo de este tipo de cuentas. Las mejores ofertas están reservadas para los clientes que domicilien su nómina o ingresos.

Banco Santander te paga un interés entre el 1% y un 3% TAE en función del saldo que mantengas en cuenta (hasta 2.000 euros es el 1% y el 3% para saldos de más de 3.000 euros hasta 15.000 euros).

Inconvenientes:

  • Requiere vinculación: nómina o ingresos y domiciliación de recibos.
  • Tiene comisión de mantenimiento: 3 euros al mes si cumples requisitos, si no los cumples la comisión de mantenimiento sube hasta 8 euros al mes.

Banco Sabadell ofrece hasta un 3% TAE con devolución de recibos y descuentos en gasolineras. Sin comisiones.

Bankinter tampoco cobra comisiones a sus clientes y remunera la cuenta hasta con un 5% TAE el primer año (baja al 2% el siguiente año). ¡Ojo!. En este producto el importe máximo remunerado son 5.000 euros.

Aún hay más entidades que remuneran sus cuentas, pero sólo citamos algunos ejemplos. En todos ellos, el denominador común es que para disfrutar de las ventajas se deben cumplir una serie de requisitos.

Otras entidades recurren a los regalos para intentar retener a sus clientes ahorradores. Todo un clásico que nunca falla.

2.- Depósitos: lucha por ser los más rentables, depósitos bienvenida y los depósitos online.

Pese a que han perdido parte de su atractivo por ofrecer tipos de interés “raquíticos”, continúan en el podio como producto preferido de los ahorradores conservadores. ¿Por qué?. Pues por su escaso riesgo. Además recordad que el Fondo de Garantía de Depósitos cubre hasta 100.000 euros por titular en caso de quiebra del banco.

Sin embargo, las mejores ofertas en este producto, vienen de la mano tanto de los depósitos bienvenida como de la banca online.

3.- Fondos garantizados.

Los fondos garantizados no ofrecen una rentabilidad atractiva, pero la palabra “garantizado” hace que sea un producto fácil de “colocar” entre los ahorradores más conservadores.

Pero, ¡cuidado!. El que se denominen fondos garantizados, no implica que garanticen todo tu capital. De hecho, la mayoría sólo garantizan el 85% o como mucho el 90%, pero no de tu capital inicial, sino del valor liquidativo que tengan las participaciones del fondo (VLP) en el momento que decidas venderlas.

Resumiendo y para que lo entendáis: con los fondos garantizados, podéis perder dinero.

4.- Bonos estructurados.

 Otro producto con el que debemos tener mucho cuidado. Pueden llegar a ofrecer rentabilidades cercanas al 2% (que ya es mucho en los tiempos que corren). Sin embargo, no es un producto adecuado para los clientes ahorradores con perfil conservador.

La rentabilidad de los bonos estructurados, dependerá del comportamiento de una cartera compuesta por acciones, índices, etc. El cliente que invierta en este producto, debe hacerlo por un plazo predeterminado que puede ir de 3 a 5 años.

Llegada la fecha de vencimiento, si todos los índices o acciones se han comportado bien, obtendrás además de tu capital inicial, un tipo de interés atractivo. De lo contrario si por ejemplo alguna acción ha bajado más de lo previsto, te quedas sin cobrar ningún interés y puedes incluso perder dinero.

5.- Créditos preconcedidos a clientes.

Seguro que en más de una ocasión, os han llamado de vuestro banco para deciros que tenéis a vuestra disposición un crédito por ejemplo de 5.000 euros sin que ni siquiera lo hayáis solicitado.

Es otra de las herramientas empleadas por el banco para fidelizar a sus clientes.

Son créditos que se caracterizan por su inmediatez: en cuanto lo aceptas, te ingresan el dinero en tu cuenta.

Y aquí me permito también alertaros. Por favor, leed toda la información detenidamente, tanto de las condiciones del contrato, como de las comisiones que deberéis pagar, así como de los intereses que os apliquen.

Si tenéis alguna duda, ya sabéis que podéis contactar con nosotros sin compromiso alguno a  través de nuestra página web www.garciaslopezasesores.es. Os ayudaremos a resolver las cuestiones que os inquieten.

Esta semana me despediré con una frase de Kate Zabriskie: “Aunque a tus clientes no les guste que les des un mal servicio, a tu competencia sí”.

Por tanto, ya sabéis queridos bancos, lo que debéis hacer es ofrecer un buen servicio a vuestros clientes “vendiéndoles” los productos que realmente encajen con sus necesidades y su perfil. Esa es la mejor manera de fidelizarlos.

Hasta la semana que viene. Sed felices.

 

 

 

 

Tiempo de lectura: 4 minutos

Consejos invertir

2016-06-06, Marian López


En época de volatilidad como la actual, es fácil tomar decisiones erróneas. Para invertir “con cabeza” es mejor seguir una serie de reglas básicas.

Nos movemos en un entorno difícil, con muchos altibajos que no facilitan la labor de aquellos que han decidido invertir. Lo que ayer nos daba alegrías con buenísimas rentabilidades, hoy está en negativo.

No considero que yo esté en un plano superior, pero sí en uno privilegiado que me permite ver las barbaridades que hace al gente al invertir. Por este motivo, he decidido que mi post de esta semana vaya encaminado únicamente a enumerar una serie de reglas para invertir sabiendo lo que hacemos.

Son unas reglas muy básicas y bastante obvias que se deberían poder aplicar sin problema.

Regla número uno. Timing de mercado.

El timing de mercado consiste en la pericia de comprar y vender en el momento justo.  Ser capaz de comprar en mínimos y vender en máximos.

Dicho así no parece muy complicado, ¿verdad?. Pero lo cierto es que para quien domine esta técnica, invertir se convierte en un “arte”.

Es muy complicado acertar con el momento de entrada o salida de una acción. De hecho lo de comprar en mínimos y vender en máximos es difícil que nos suceda.

De lo que se trata es de ser lo suficientemente ágil como para identificar esos niveles (de máximo y mínimo) lo antes posible, y actuar en consecuencia.

Regla número dos. Corta las pérdidas cuanto antes.

Si ya estás metido de lleno en esto de invertir, ojo con las pérdidas que puedas tener.

Esta segunda regla es difícil aplicarla. ¿Qué es lo que suele hacer generalmente un inversor?. Lo primero que hace es vender inmediatamente las acciones que tengan ganancias y dejar correr las que obtienen pérdidas.

Mal: lo único que conseguiréis “pasando por alto” las acciones que pierden, es que dichas pérdidas vayan en aumento. De repente pasáis a convertiros en inversores a largo plazo, con un dinero del que no disponéis, invertido en unas acciones cuyo valor va cayendo cada vez más.

Cuando os encontréis ante esta situación, lo primero que debéis hacer es “dejar correr” las posiciones ganadoras y cortar las pérdidas.

Lo básico a la hora de invertir es preservar el capital en la medida de lo posible.

Regla número tres. Rentabilidad vs riesgo.

Una premisa básica en el mundo de la inversión es que rentabilidad y riesgo van unidos. A mayor rentabilidad, mayor riesgo y viceversa (esto mismo ya lo he repetido en otras ocasiones).

Por tanto, si quieres invertir es importantísimo que sepas dónde lo haces. No es lo mismo un depósito a plazo que un fondo de inversión. Igual que no es lo mismo invertir comprando acciones en el sector tecnológico o en el financiero.

Imagino que antes de invertir, vuestro banco ya os habrá hecho algún tipo de cuestionario para conocer vuestro perfil de inversor. Pues bien, vuestro objetivo debe ser manteneros siempre en productos que encajen con vuestro perfil (conservador, moderado, agresivo, etc).

Regla número cuatro. Cuidado con los cambios medios.

Muchos inversiones que mantienen posiciones perdedoras, lo que hacen es comprar acciones a niveles más bajos esperanzados en poder recuperarse un poco con esa operación, para al final acabar recuperando la inversión total.

¡Error!. En la mayoría de casos esta “jugada” no suele salir bien y lo único que se consigue es que se incrementen las pérdidas.

Regla número cinco. Procurad no ir contra la tendencia.

También aquí se aplica una máxima muy evidente: Si el mercado sube, la mayoría de títulos subirán, y si por el contrario el mercado baja, los títulos también lo harán.

Basándonos en esta premisa, deberíamos ser capaces de actuar en consecuencia.

Regla número seis. No es bueno “obsesionarse” con un único activo.

El que una compañía sea buena, no garantiza que sus acciones vayan a comportarse bien. Tampoco obliga a que el inversor tenga acciones de dicha compañía en su cartera.

Podemos identificar si una compañía es buena a través de los datos fundamentales, pero nos hará falta además conocer cómo está el mercado y si es el momento adecuado para entrar a comprar.

Regla número siete. Ojo con el análisis técnico.

El análisis técnico es una herramienta cuyo objetivo consiste en predecir cómo evolucionará en nuestro caso, una acción, basándose en el comportamiento que esa acción haya tenido en el pasado.

Pero que una acción se haya comportado de manera extraordinaria en el pasado, no implica que vaya a continuar igual de cara al futuro.

Como hemos comentado al principio, nos encontramos ante un escenario lleno de cambios. Si no, ¿quién iba a predecir que las acciones de Bankia llegarían a no valer prácticamente nada?.

Regla número ocho. Mantente alejado del ruido mediático.

A la hora de invertir, pese a que nuestros sentimientos influyan más de lo que creemos, debemos ser capaces de mantener la mente fría y no dejarnos arrastrar por lo que hagan los demás.

¿Qué sucede cuando la Bolsa baja durante una temporada?. Pues que todo el mundo se lanza en masa a vender, cuando a lo mejor, no es el momento idóneo para ello. El pánico escénico no es bueno para nadie.

Si queremos invertir con un mínimo de éxito, hay que dejar de lado las corazonadas y aplicar cierta disciplina a la hora de operar.

Siguiendo estas reglas tan básicas, podremos ahorrarnos más de un disgusto, seguro.

No obstante, como siempre, os recomiendo que antes de invertir o dar un paso en falso, si no estáis seguros de lo que hacéis, acudid a un experto que pueda orientaros. Desde www.garciaslopezasesores.es, estamos dispuestos a ayudaros. Podéis visitar nuestra página web sin compromiso alguno.

Esta semana, me despido con una frase del famoso inversor Seth Klarman: “Evitar cometer los errores de los demás es un paso muy importante para alcanzar el éxito”.

Volveremos la semana que viene. Hasta entonces, sed felices.

 

 

 

Tiempo de lectura: 4 minutos

Deuda Pública

2016-05-30, Marian López


España ha colocado 3.000 millones de euros en deuda pública a 50 años. Más concretamente en bonos.

Con esta noticia nos despertábamos hace un par de semanas. Sí, como lo oís, hay gente que está comprando deuda pública nada más y nada menos que a 50 años.

En un entorno con tipos de interés tan bajos, la deuda pública se ha convertido en el “refugio” al que acuden los inversores más conservadores para obtener algo de rentabilidad.

Si sois clientes de Barclays, BNP, Caixabank, Citi, Santander o Société Générale, seguro que os han ofrecido unos “jugosos” bonos del Estado al 3,49%.

Dicho así y frente a depósitos que no llegan ni al 1% de interés, suena de maravilla, ¿verdad?. Pero ¡cuidado!. Al largo plazo en que se emiten estos bonos (50 años), se une algo que los que ya llevamos un tiempo en el mundo financiero conocemos bien, y es que “la renta fija tiene riesgo“.

Pero para saber bien de qué hablamos, primero deberemos entender algunos conceptos.

¿Qué es la deuda pública?.

Por deuda pública o soberana se entiende al conjunto de deudas que mantiene un estado frente a los particulares u otro país. Constituye una forma de obtener recursos financieros por parte del Estado o cualquier poder público materializada mediante emisiones de títulos de valores o bonos.

Para aclararlo un poco: el Estado emite deuda para obtener financiación. Esa deuda pueden ser Letras del Tesoro, bonos u obligaciones. Nosotros compramos la deuda a través de nuestro banco, a fin de conseguir algo de rentabilidad.

¿En qué consisten los bonos?.

Pues como acabo de decir en líneas anteriores, los bonos son productos de inversión que consisten en la compra de deuda en este caso pública (la deuda también puede ser privada) para obtener rentabilidad.

¿Qué diferencia hay entre bonos y depósitos?.

Aquí es donde viene el “meollo” de la cuestión. No hay que confundir los bonos con los depósitos, ya que las características de ambos son diferentes.

Ya sabemos cómo funcionan los depósitos:

Depositas dinero en el banco a un plazo determinado. Por este dinero el banco te paga un interés y cuando vence el plazo pactado en el contrato, te devuelven tu dinero (además de los intereses que hayas cobrado). En caso de quiebra del banco, el FGD (Fondo de Garantía de Depósitos) te cubre 100.000 euros por titular.

Pero, ¿sabemos cómo funciona un bono?.

Recordemos que el bono es Deuda Pública emitida por el Estado para financiarse y por la que te paga un determinado interés (en caso de que compres). Sin embargo, y pese a que los bancos nos lo intenten vender como algo seguro, los bonos tienen sus riesgos.

1.- En primer lugar, tu dinero sólo estará garantizado por el organismo emisor. Por ejemplo, si compras bonos de la Comunidad Autónoma de Madrid, el dinero estará garantizado por dicha Comunidad Autónoma.

¿Qué ocurre si en este ejemplo, la Comunidad Autónoma quebrase?. Pues que, a diferencia del depósito, el FGD no cubre tu inversión. Tu dinero quedaría garantizado por la Comunidad Autónoma, por lo que en caso de quiebra de la misma, recuperar tu dinero sería una “ardua” tarea.

2.- En segundo lugar, los bonos no son tan líquidos como nos los venden. Imagina que has comprado estos maravillosos bonos a 50 años y por ejemplo, decides deshacerte de ellos a los 5 años. Para venderlos tendrás que acudir a un mercado denominado “mercado secundario”.

¿Qué puede ocurrir?. Pues que cuando vayas a vender tu bono, el precio por el que tengas que hacer la operación, sea inferior al precio al que lo compraste. Pues bien, en este caso perderías dinero.

Tipos de deuda pública.

Si hablamos de deuda pública del Estado (es la más común), encontramos bonos y obligaciones que, según el plazo al que se emitan, tienen nombres diferentes:

  • Letras del Tesoro. Es la deuda a más corto plazo: entre 3 y 18 meses.
  • Bonos del Estado. Su duración media es entre 2 y 5 años.
  • Obligaciones del Estado. Es la deuda pública a mayor plazo, entre 10 y 30 años.

Bonos o depósitos, ¿qué elijo?.

Para elegir dónde invertir nuestro dinero, siempre deberíamos mantener un buen equilibrio entre rentabilidad, riesgo y liquidez (disponibilidad).

Antes de dar un solo paso, deberemos tener claros tres puntos:

  1. Que conocemos bien el producto.
  2. Si nuestro dinero estará disponible y cuándo.
  3. Cuál es nuestro perfil de inversor (conservador, moderado o arriesgado).

Hasta que no tengamos claros estos 3 puntos, no estaremos en disposición de invertir en bonos por nuestra cuenta (es mejor buscar un profesional que nos oriente).

Por tanto, si nos acechan las dudas, mejor no arriesgarse e invertir directamente en un depósito. Pese a que su rentabilidad es baja, sabemos que se trata de un producto líquido (podemos disponer del dinero cuando queramos bajo penalización) y con hasta 100.000 euros garantizados por el FGD.

Entonces, ¿es una buena alternativa para nosotros invertir en deuda pública a 50 años?.

 Bueno, si lo pensamos, entre un depósito cuya rentabilidad apenas llegue al 0,61% y un bono con una rentabilidad del 3,49%, la opción sería clara.

Pero, ¿y si os digo que para obtener esa rentabilidad debéis mantener vuestra inversión un plazo de 50 años, arriesgándote además a perder parte de tu dinero si decides venderla antes?. Dicho así ya no suena tan atractivo, ¿verdad?.

Otra cosa que deberéis tener en cuenta es que si los tipos bajan, vuestros bonos subirán. Pero por el contrario, si los tipos suben, el valor de vuestros bonos bajará.

Pese a que ahora los tipos de interés están muy bajos, desde la FED ya se habla de una posible subida de tipos en breve. Los analistas creen que en 2-3 años, los tipos iniciaran una escalada.

50 años dan para mucho, y lo que hoy es un maravilloso 3,49% en diez años puede resultar una miseria.

Por todos estos datos, lo que en principio nos tratan de vender desde el banco como algo muy seguro, la inversión en bonos (deuda pública), es de todo menos segura.

Recordad que no debéis embarcaros en productos que no conozcáis. Si tenéis alguna duda, ya sabéis que podéis consultarnos sin compromiso a través de nuestra página web www.garciaslopezasesores.es

Como decía el tango “Volver” del gran Carlos Gardel: “que veinte años no es nada”. En nuestro caso, 50 años dan para mucho. No es necesario plantearse inversiones a tan largo plazo para tratar de obtener rentabilidad. Existen otras opciones.

Volveremos la semana que viene. Hasta entonces, sed felices.

 

 

 

Tiempo de lectura: 4 minutos

Euribor Plus

2016-05-23, Marian López


Comienza el período de prueba para el Euribor Plus, nuevo índice hipotecario al que podrían ir referenciadas las hipotecas a partir del próximo año.

Estos días estaréis leyendo en la prensa que desde principios de julio, las hipotecas pasarán a estar referenciadas a un nuevo índice: el Euribor Plus. En realidad, lo que comienza este segundo semestre de 2016, es el período de prueba del citado índice.

En España, el 90% de las hipotecas están referenciadas al Euribor, por lo que la llegada de este nuevo índice nos preocupa y mucho.

Como todas las operaciones financieras difíciles de entender, al final lo que prima es la típica frase: “Sí, sí, todo eso está muy bien pero, ¿qué hay de lo mío“.

Y es que por muy enrevesadas que puedan parecernos algunas de las cosas que se hacen en el entorno financiero, a cada uno de nosotros lo que nos preocupa es cómo afectará eso a nuestra economía particular.

Ahora “nos salen” con otra “rareza” más (por si no tuviéramos suficientes), que lo único que consigue es generar un alarmismo masivo.

Por eso, mi objetivo con este post, es trataros de explicar de una manera sencilla en qué consistirá este nuevo Euribor Plus y cómo afectará a nuestras hipotecas.

¿Qué es el Euribor Plus?.

Lo primero que hay que aclarar es que el Euribor Plus no es ningún nuevo índice de referencia, sino una nueva metodología sobre la que referenciar las hipotecas en nuestro país.

Por tanto lo que se está diseñando es una nueva metodología de cálculo actualizada. Y es que por lo visto, el método empleado hasta ahora para calcular el Euribor al que van referenciadas la mayoría de nuestras hipotecas ha quedado “obsoleto”.

Resumiendo: el Euribor Plus sustituirá al Euribor a 12 meses (el actual) como índice de referencia de las hipotecas.

El organismo encargado de gestionar este nuevo modelo es el EMMI (Instituto Europeo de Mercados Monetarios).

El Euribor Plus es definido por este organismo como un índice de referencia más fiable, cuyo objetivo es impedir su manipulación gracias a la nueva metodología empleada para calcular su tasa.

¿Por qué es más fiable el Euribor Plus que el Euribor a 12 meses?.

Para entenderlo, primero habría que recordar la definición de Euribor.

Las siglas Euribor corresponden a Euro Interbank Offered Rate, es decir, el tipo europeo de oferta interbancaria.

Es un índice de referencia que se publica diariamente que indica el tipo de interés medio al que las entidades financieras se ofrecen a prestar dinero a otros bancos.

Por tanto actualmente, el Euribor mide el tipo de interés medio al que los bancos se prestan dinero en Europa. El problema radica en que los bancos no ofrecen información exacta sobre operaciones con un interés real, sino que lo que hacen es mostrar una estimación del interés que se cobrarían entre ellos.

Además, a día de hoy, sólo hay 24 entidades que aporten esos datos. La intención con este nuevo modelo, es que se amplíe el número de bancos que faciliten datos.

Pero, os estaréis preguntando: qué casualidad que justo ahora cuando el Euribor a 12 meses está en negativo (lo cual favorece a los hipotecados), aparezca la “necesidad imperiosa” de buscar un nuevo método de cálculo llamado Euribor Plus. Un poco sospechoso, ¿no?.

La realidad es que la Comisión Europea, lleva ya detrás de este tema unos cuantos años. En concreto el detonante que activó este nuevo método de cálculo, fueron las distintas manipulaciones del Euribor y del Libor entre 2005 y 2009 por parte de seis bancos internacionales.

En 2013, dicha Comisión impuso una multa de1.710 millones de euros a Deutsche Bank, Société Générale, RBS, JPM, Citigroup y al bróker RP Martin por manipulación del Euribor, Libor y Tibor.

La intención del nuevo método es precisamente impedir que índices como el Euribor sean manipulados.

¿Cómo se calculará el Euribor Plus?.

1.- La nueva metodología para calcular el Euribor Plus, tendrá en cuenta- además de los depósitos que los bancos se hagan entre sí-, los de las grandes empresas, otras instituciones financieras, instituciones públicas, pymes no financieras, aseguradoras y fondos de pensiones (entre otros).

2.- La fórmula actual es demasiado volátil (inestable, cambiante). Actualmente, la tasa media se consigue eliminando el 15% más alto y el 15% más bajo. Pero para obtener el valor del Euribor Plus, lo que se pretende es hacer una mediana para determinar los cuatro o cinco bancos que ofrezcan los tipos centrales y con ellos se hará la media.

3.- En el caso de que haya días con datos insuficientes (días con pocas operaciones), la información se extraerá de los días previos a estas fechas. Evitando así la falta de información.

¿Cómo afectará el Euribor Plus a las hipotecas ya existentes?.

La pregunta del millón: ¿cómo afectará el Euribor Plus a mi hipoteca de hace 10 años?.

Según el EMMI, el Euribor Plus sólo supondrá un cambio de nombre y se harán pruebas para confirmar si su cotización y volatilidad son correctos o si por contra, no son estables.

Durante ese período de prueba, lo que se pretende es controlar la evolución del Euribor para comprobar si es perjudicial o beneficioso para los que estamos hipotecados.

En principio, si el impacto para los hipotecados es mínimo, este nuevo modelo saldrá adelante. De lo contrario, habría comenzar a reformularse todo.

Pese a que insistan en convencernos de que el impacto será mínimo, es lógico que queramos saber cómo nos afectará.

Desde organizaciones como la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), comentan que son muchos los interrogantes que se plantean sobre la operativa del nuevo método para calcular el Euribor.

La OCU pide que se hagan públicos los resultados del nuevo Euribor durante los meses de prueba, y se calcule el Euribor empleando ambas metodologías, lo que permitirá comprobar si existen diferencias significativas entre ambos cálculos.

Yo creo que la petición de la OCU, constituye una solución justa: ya que cambian la manera de calcular el Euribor al que va referenciada mi hipoteca, al menos debo poder comparar para saber si me perjudica.

Recordad que desde www.garciaslopezasesores.es estamos dispuestos a ayudaros. Podéis consultarnos sin compromiso siempre que lo necesitéis.

Esta semana me despido con una cita del sociólogo y psicólogo David Riesman: “Estudia las frases que parecen ciertas y ponlas en duda“.

Pues eso, que aunque nos digan que no nos afectará este cambio, habrá que comprobar si el resultado nos perjudicará o no.

Hasta la semana que viene. Sed felices.